ENTREVISTAS POSTELECTORALES LA CÁMARA: JORGE LARA (Portavoz del Partido SAIn)

Para nuestra octava entrevista del especial Entrevistas Postelectorales contamos con Jorge Lara Izquierdo, Portavoz del Partido SAIn. SAIn (Solidaridad y Autogestión Internacionalista) se ha presentado a las elecciones del 2011 en 15 circunscipciones, tres más que en 2008, y han llegado a casi doblar sus votos en la mayoría de ellas. El partido SAIn está adscrito a la corriente del socialismo cristiano.

“La Iglesia ya no defiende el confesionalismo, aunque desde la derecha se siga queriendo explotar esa identificación mentirosa”

¿Cómo valora la situación actual en la que se encuentra su partido?

Nuestro partido está en un momento clave para crecer como tal tanto en expansión como en afiliación. Estas de noviembre han sido las segundas elecciones generales a las que nos presentamos. En 2008 fueron 13 circunscripciones, y esta vez ha habido tres nuevas, aunque no pudimos presentar en Barcelona donde no pudimos superar el nuevo obstáculo legal de la recogida de avales, por lo que finalmente nos hemos presentado en 15 circunscripciones. Pese a la fuerte tendencia a la polarización en casi todas las circunscripciones se han doblado los votos. El reto consiste en que ese aumento en la simpatía se traduzca en nuevas afiliaciones que consoliden la implantación del partido donde ya está y permitan su extensión a otros lugares.

¿Y el país tras las elecciones?

El país está a la expectativa; el PP tampoco es que haya logrado aumentar mucho sus apoyos, y pese a la mayoría absoluta es evidente que va a ser fuertemente vigilado por la sociedad. Aunque también es evidente que el miedo a la crisis, a la recesión, al paro que tanto nos están divulgando puede hacer que haya una buena parte de la sociedad que se resigne a aceptar los recortes como única salida. También habrá una parte que protestará pero con fines partidistas, y que no lo han hecho en la misma medida cuando los recortes los ha aplicado el PSOE.

Su partido defiende la Solidaridad, la Autogestión y el Internacionalismo. ¿Cuáles son las políticas que aplicarían de forma inmediata para defender estos tres valores?
  
Bajada de los salarios de los cargos políticos electos al salario mínimo interprofesional y financiación de los partidos con las aportaciones de sus militantes. Establecer una legislación laboral internacional vinculante y una inspección laboral que garantice unas condiciones de trabajo dignas mediante la eliminación de las jornadas esclavizantes que recuerdan al siglo XIX, la economía sumergida, la explotación a través de las cadenas de subcontratación (incluyendo la subcontratación encubierta a autónomos), los contratos basura, la legislación opresora de los inmigrantes, el trabajo a destajo el pluriempleo y las horas extras… en definitiva, la esclavitud. Cese inmediato de todos los mecanismos de robo a los empobrecidos. Restitución de lo robado. Garantizar el derecho a emigrar y a no tener que emigrar.

¿Cómo crearía empleo?
Afrontando la cuestión del reparto del empleo. La productividad en las últimas décadas ha aumentado muchísimo y no lo han hecho los salarios en la misma proporción. Es evidente que hoy con menos trabajo y más repartido, y repartiendo por tanto también los beneficios más gente podría tener un trabajo digno.

Son críticos tanto con la gestión del PSOE como con la del PP e incluso con otros grupos políticos. Defienden que partidos políticos y sindicatos no reciban subvención ¿aplicarían esto también a la Iglesia Católica?
Actualmente el régimen de financiación de la Iglesia Católica se basa principalmente en la asignación que los ciudadanos voluntariamente hacen a través de la declaración del IRPF. Es un sistema bastante parecido al alemán, aunque allí el porcentaje que el contribuyente puede destinar es mayor. Por lo tanto, no es equiparable el régimen de la Iglesia con el de partidos y sindicatos. Lo interesante sería que los contribuyentes también pudiéramos decidir si queríamos aportar de nuestros impuestos a partidos y sindicatos, y para otras materias: qué tipo de infraestructuras, ejército etc.

¿Opina que ha habido algún periodo de la historia española o mundial mejor, y que deberíamos orientarnos hacia él? 

De la Historia hay que aprender, tanto de los aciertos como de los fallos. Pero la Historia va siempre hacia delante. Podemos aprender del primer movimiento obrero, donde la militancia, la honradez, la independencia, la preocupación por la cultura, por la solidaridad, el internacionalismo fueron esperanza frente al capitalismo industrial explotador. Pero esos valores hay que cultivarlos en el contexto actual de globalización financiera y económica, y también de la miseria y la desigualdad crecientes, donde la vida humana se respeta menos que entonces, donde el medio ambiente también está sobre explotado, pero donde a la vez hay grandes posibilidades por la creciente intercomunicación que favorecen las nuevas tecnologías. Las nuevas generaciones tendrán (tienen ya) peores condiciones sociolaborales que sus padres, pero no se trata de volver al pasado, sino construir un futuro que supere las actuales deficiencias y que aprenda del pasado.

¿Qué alternativas ve al modelo económico actual y a la unión monetaria en Europa?
El modelo económico actual se basa en la competitividad a ultranza, en la productividad creciente, en las cifras macroeconómicas sin valorar cómo afecta eso a la población. Vemos que hay un tremendo desajuste.

¿Aprobarían el aborto en alguna excepción? 
Siempre puede haber excepciones. Pero son eso excepciones, y actualmente lo excepcional se ha querido hacer lo general. Puede haber casos en que efectivamente pueda haber un conflicto real entre la vida de la madre y del hijo, y son mínimos dados los avances increíbles en la medicina. Incluso hay casos heroicos que la madre decide que prevalezca la vida del hijo sobre la suya propia, pero ese heroísmo no se puede exigir, por lo tanto puede haber algún caso pero realmente excepcional.

¿Pactaría con algún otro partido del panorama político actual para conseguir objetivos juntos?
Si se refiere a acciones conjuntas, ya se han realizado por ejemplo para denunciar la reforma de la ley electoral, o en defensa de la libertad de expresión en algunas ciudades, donde hemos colaborado con otros partidos, sindicatos, asociaciones en acciones y denuncias conjuntas. Si se refiere a pactar en la hipótesis de obtener algún cargo electo o para ello, habría que plantear un diálogo profundo no sólo teórico sino sobre la base de lo que realmente estamos haciendo y defendiendo los partidos. Por ejemplo, si se autofinancian.
¿Con quién no pactaría nunca?
La pregunta es demasiado categórica. Nunca digas nunca jamás. Pero siempre sobre la base de no renunciar a los principios que como partido entendemos fundamentales. Si por ejemplo de un cargo electo de nuestro partido pudiera depender la gobernabilidad de alguna instancia política, y no dar el apoyo al menos puntual pudiera causar algún daño grave al bien común, sería irresponsable no llegar algún pacto o apoyo concreto, siempre que, lo dicho, no se renunciara a los aspectos que definen la identidad del partido.

¿Comparten alguna ideología o prefieren no ser identificados con derecha o izquierda?

Por un lado, nosotros venimos de una corriente histórica de izquierda y así lo exponemos en la presentación y propaganda de qué es nuestro partido. Aunque desde luego no nos identificamos para nada con lo que conocemos como “izquierda oficial” (PSOE – IU) que consideramos que no son en absoluto la izquierda moral de sus orígenes.  Tampoco ocultamos que de momento la mayoría de nosotros somos católicos, y por lo tanto tampoco nos gusta que se identifique a los cristianos con la derecha, porque la Iglesia ya no defiende el confesionalismo, aunque desde la derecha se siga queriendo explotar esa identificación mentirosa.
Nuestra aportación superadora es que lo que debemos buscar y colaborar a construir desde la política es la Solidaridad, como principio fundamental, que podría desbordar las viejas fronteras ideológicas, y la autogestión como protagonismo ciudadano, verdadera democracia. Y ello para todo el mundo, sin fronteras, ni banderas.

Por último, ¿qué camino va a seguir ahora el Partido SAIN?
Como sugeríamos en la primera pregunta, el trabajo de base, extender los planteamientos, animando a personas a sumarse a esta entusiasmante tarea.
Share on Google Plus

About MIGUEL

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios :

  1. Está claro que no tiene muy clara la doctrina de la Iglesia Católica. La confesionalidad es parte de tal doctrina, y como parte de tal, no puede ser negada, en base a una cambio respecto a una posición anterior.

    ResponderEliminar
  2. Sin embargo se puede tener una religión y discrepar en ciertos aspectos e incluso defender esos aspectos desde una ideología concreta, a eso no le afecta la confesionalidad, no?

    ResponderEliminar
  3. A mi siempre me ha parecido que SAIN era progresista en lo socioeconómico y reaccionario en lo moral. Por un lado tienen un lenguaje que parece sindicalista y revolucionario, pero por otro defienden al Papa y su doctrina: oposición al aborto, a los derechos de los homosexuales, castidad,etc. Si quieren que la gente progresista de verdad, les vote tienen que abandonar ese discurso vaticanista ridículo e injusto. A veces creo que SAIN muy bien pueda ser una secta. Tiene mucha pinta.

    ResponderEliminar