ENTREVISTAS POSTELECTORALES LA CÁMARA: PEDRO CAÑADA CASTILLO ( Presidente de Extremadura Unida)

Para nuestra novena entrevista del especial Entrevistas Postelectorales contamos con Pedro Cañada Castillo, Presidente de Extremadura Unida.


“El favoritismo ha convertido a algunos partidos en mafias”


¿Cómo valora la situación en la que se encuentra su partido?

Hemos apostado por el cambio como necesidad e higiene democrática. El pueblo ha votado mayoritariamente por el cambio. Ahora hay que cumplir los objetivos. Extremadura Unida no ha perdido el sentido crítico y no nos faltará la autocrítica. En nuestro partido han cambiado pocas cosas. No tenemos ninguna prebenda, pero mantenemos nuestros ideales.
Dado el estado de la Región y de España, nuestra situación  como partido, no puede ser cómoda. Cinco millones de parados son el termómetro de la sociedad y de sus representantes. El 23%... de parados en Extremadura y las perspectivas de salir de esta situación, no permiten estar satisfechos. Estamos expectantes hasta que se vaya resolviendo la crisis y, sobre todo, el gran problema del paro.

¿Y el país tras las elecciones? 

Rajoy parece una persona seria y preparada. Esperamos que tenga la fuerza y la energía necesaria para afrontar los problemas sin titubeos. Parece que hay por ahora un poco más de esperanza. Trataríamos de insistir en facilitar la creación de trabajo y dar las mayores facilidades a las pequeñas y medianas empresas, y fomentar el ahorro.  La política de “usar y tirar” debería cambiarse por la del ahorro y aprovechamiento de los productos naturales, que a veces  se dejan en la tierra y, por otra parte, usar el tiempo como dinero potencial. La libertad de contratar de forma directa, en esta situación de paro, podría aminorar la tragedia del desempleo. No podemos asumir esta crisis tan fuerte con una sociedad estática y sin dinamismo. Por el contrario, la sociedad debe asumir los cambios con más imaginación y decisión.

¿Cuáles son las políticas que aplicaría de forma inmediata su partido?

La creación de empleo va ligada a la libertad y a la iniciativa individual y empresarial. Yo sumaría el dinero  para trabajar y el dinero del paro y podría duplicarse si el empleador recibiera ese dinero, y  él diera otro tanto, para duplicar el que recibe el parado, pero trabajando, ganaría el empleador, el empleado y la sociedad.
La máquina productiva funcionaría trabajando, y aunque el salario no fuera de momento plenamente satisfactorio, el proceso sería creador de más empleo y apoyo a la Seguridad Social. En época de crisis hay que interferir menos en la libertad personal, porque la libertad asociada a la dificultad, permite buscar soluciones que no se le ocurren al que no lo necesita.

¿Cómo crearía empleo?


Aprovechando todas las posibilidades. La imaginación y la voluntad permiten ser creativos y la necesidad hace ver lo que no percibe una actitud pasiva. Deberíamos actuar como si estuviéramos en estado de guerra contra el paro. Las Cajas empezaron sin afán de lucro. Ahora se han vuelto tan capitalistas como los bancos. Una actitud ética en la sociedad permitiría fiarse unos de otros sin necesidad de avales. Hay ejemplos en el mundo actualmente, pero los valores éticos deberían presidir las leyes y su ejecución.

¿Qué puntos fuertes y débiles cree que tienen Extremadura y España? 

Los puntos débiles de Extremadura son, entre otros, la falta de espíritu empresarial y de comercio. Esto debería enseñarse en la escuela. Demasiada resignación y conformismo. El dinero del paro es una miseria y no es una solución durable, ni sirve para que un joven progrese, más bien le anulan. Los puntos fuertes de Extremadura, son quizás, un pueblo “en general” trabajador y honrado, con valores que se van perdiendo, pero es cuestión de una educación más exigente y para la excelencia. El mínimo esfuerzo ha sido fatal para toda España. Se ha fomentado el desinterés por el progreso y la excelencia. En el aspecto físico, Extremadura tiene un medio ambiente envidiable, una naturaleza todavía casi virgen, unos productos naturales que deberían tener mejor comercialización.
Las debilidades de España, yo las atribuiría a sus respectivos gobiernos y clase política. La falta de valores de los gobernantes y haber quitado los controles, ha llevado a la corrupción y el despilfarro. Se han triplicado los gastos  inútiles y el favoritismo ha convertido a algunos partidos en “mafias”.
Lo positivo de España es que es un pueblo vivo, capaz de ilusionarse, “el buen vasallo si hubiera buen señor”.

¿Opina que ha habido algún periodo de la historia española o mundial mejor, y que deberíamos orientarnos hacia él?

El presente está lleno de posibilidades. No hay necesidad de buscar en el pasado. Las técnicas, la técnica, nos permite muchas mejoras, pero a veces el hombre no puede seguir su ritmo. Hay que marcar objetivos humanos a la técnica. La técnica por si sola puede hacer que el hombre se pierda y se desequilibre. La misma ciencia no tiene metas claras y hay que humanizarla. Técnicamente este mundo es el que más posibilidades ofrece a la humanidad, pero la ciencia y la técnica deben ser orientadas por la ética. El hombre es lo más importante, debería serlo también para el mercado.

Se definen como progresistas y reivindicativos, por lo que suponemos que abogan por un cambio ¿Cambio radical o moderado del sistema? 

Considero el progresismo en su sentido etimológico. Deseamos el progreso para la sociedad. Queremos el cambio en muchas cosas, como una necesidad e higiene democrática, pero todos los cambios deben tener como meta la mejora para la humanidad. El sistema tiene muchas imperfecciones y bastantes manipuladores. Habría que saber qué se entiende por sistema. ¿La democracia?. ¿El capitalismo?. ¿Los valores y tradiciones históricas?. Creo que sólo desde una postura ética, se puede mejorar el conjunto de la sociedad.  En cualquier caso, el egoísmo es difícil separarlo de la naturaleza humana. El altruismo no crece sólo, hay que ayudarlo, y aquí tiene mucho que hacer la educación. Rechazamos una educación que se base en la mentira y el engaño. Queremos conocer la realidad sin adulteraciones ideológicas, y manipulaciones interesadas para dominar mejor al más ignorante. Cuando se trata de los propios hijos, los políticos buscan lo mejor, y al pueblo llano lo utilizan y le ofrecen “el mínimo esfuerzo”. “Cuanto más burro, mejor se monta”, dice el refrán.

En estas últimas elecciones generales se presentó en coalición con el Partido Popular, obteniendo un diputado.
¿Qué puntos comparten y en cuales discrepan del Partido Popular? 

Hay valores universales que crecen en los diversos partidos. Las ideologías suelen deformar la realidad, y entonces es difícil construir algo firme y sólido. Con el PP podemos compartir el análisis realista de las cosas. Los valores de la libertad, la creatividad, el  orden social, necesario para que se ejerzan otros valores, el amor a España y el deseo de que no la destruya nadie. La igualdad entre todos los españoles en cualquier rincón de España. La ley igual para todos y exigible a todos. Vamos a ver si se cumple.
Por otra parte, defendemos la justicia, la solidaridad, la igualdad, el favorecer a los más débiles… como regionalistas, rechazamos el sacrificar a Extremadura por favorecer a los que tienen más fuerza,  más votos, o más capacidad de presión. El PP, el PSOE y otros, son partidos de ámbito estatal. Su perspectiva es otra, aunque el regionalismo respeta la jerarquía de la Nación y el bien común como un valor para todos. No aceptamos  privilegios para nadie, ni los queremos para nosotros. Estamos en política por conseguir un trato igual para Extremadura. Nos sentimos representantes ligados a la voluntad justa del pueblo, no a la disciplina de ningún partido. Valoramos a las personas por sí mismas, no por su ideología. En cualquier caso, hay ideologías que son perversas y no valoramos igual a todas. Nuestro norte son los derechos humanos.

¿Pactarían con algún otro partido del panorama político actual para conseguir objetivos juntos? ¿Con quién no pactaría nunca?

No tenemos condenado a ningún partido democrático, aunque todos tienen sus problemas en la historia. Cualquier partido que defienda honradamente la democracia y los derechos humanos, es para nosotros  respetable. Nosotros pactaríamos con el PP, PSOE, IU, UPYD, y otros partidos minoritarios el cambio de la ley electoral. En Extremadura teníamos el 3% de barrera y el Sr. Ibarra con su mayoría, nos subió el “obstáculo” al 5%. Creemos que cada cual debe representar a los que le votan, y no que los mayoritarios  se aprovechen de su fuerza para representar a los que no les votan. Podríamos coincidir con todos los que defienden la justicia, la igualdad, la libertad, la solidaridad y la Unidad de España, sin privilegios ni discriminaciones por razones ideológicas, de nacimiento o de lengua.
No pactaríamos con los dictadores de cualquier signo que impidieran la igualdad de todos ante unas leyes justas. No pactaríamos tampoco con los enemigos declarados de España o que no respeten los derechos humanos.

¿Podría decirnos cómo considera que deben gestionarse tres ámbitos tan importantes como la educación, la sanidad y la cultura?

La educación para TODOS con libertad real para elegir el tipo de educación, sin ideologización de la enseñanza, la cultura sin imposiciones, respeto a las creencias, mientras no vayan contra los derechos humanos o la Constitución.
La educación en el medio rural no tiene más alternativas que la pública, porque no hay otra, y debería tener los mismos medios que en las ciudades.
La sanidad pública con igualdad auténtica para todos y con los controles que eviten el despilfarro y las desviaciones económicas.

¿Qué camino va a seguir ahora Extremadura Unida?
Extremadura Unida va a seguir el mismo camino que lleva desde hace 31 años. Los valores son los mismos y si se ignoraran, seremos los primeros en denunciarlos. No queremos perder nuestra identidad ni el sentido crítico por nada. Si nos equivocamos en algún caso, preferimos equivocarnos con el pueblo y defender sus intereses. No queremos que Extremadura sea utilizada como moneda de cambio para satisfacer a los insaciables tiburones de la política. No aceptamos que se venda a nuestra tierra por mantener un cargo. El representante que olvida que su valor y su representación le vienen del pueblo, se convierte en estafador. Este es un problema histórico de Extremadura y de otros pueblos. Que su voto solo vale hasta que se vota, luego los representantes se adueñan de la representación y se convierten en “amos” del pueblo y servidores de sus partidos.
Share on Google Plus

About MIGUEL

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

1 comentarios :

  1. Extremadura Unida deberia, a mi modesto entender y pensar, desligarse electoralmente del PP, junto al cual concurre desde hace varios comicios en "coalición". Recuperar el extremeñismo tranquilo, el regionalismo sensato...

    Los vaivenes de los partidos nacionales pp, psoe debe compensarse con la presión de lo propio, lo regional y provincial.

    ResponderEliminar