El desastre laboral: Análisis en Diario La Cámara

“Vamos a sacar cosas al azar, con eso presentamos algo y así parece que trabajamos”, esto debe ser lo que han dicho hoy en el Consejo de Ministros antes de lanzar la noticia imprescindible del día: La reforma laboral. Sin embargo, la poca coherencia de las políticas del Partido Popular desde que tomó posesión y las palabras de ayer del ministro de Lehman Brothers, hace que no nos sintamos demasiado optimistas con estas nuevas medidas, que dan más poder a los empresarios y recortan derechos a los trabajadores. 

La pregunta que todos nos hacemos es: Si están seguros de que va a aumentar el número de parados ¿por qué recortan derechos como las indemnizaciones por desempleo si eso no va a crear puestos de trabajo? Será que el señor De Guindos tras su paso por la dirección de Lehman Brothers ha aprendido mucho de cómo generar nuevas crisis económicas. Ahora un empresario podrá despedir a un empleado que solo recibirá una indemnización de 33 días por año trabajado en vez de 45. Además con la ampliación de motivos para que los empresarios puedan despedir por vía procedente deja terriblemente recortados los derechos de los trabajadores. Por otra parte, los empresarios tendrán la posibilidad de no respetar los acuerdos alcanzados durante la negociación colectiva, lo cual afectará directamente a los sueldos de los empleados. Dichos empresarios no necesitarán la autorización previa de la Administración para llevar a cabo un ERE. En esa situación, a los trabajadores ya solo les podrá proteger un juez, que esperemos no sea el mismo que ha juzgado a Garzón. 
La teoría económica nos dice que el riesgo de un empresario está relacionado con lo que puede llegar a ganar. Por lo tanto un empresario que se arriesgue mucho podrá ganar más. Con esta nueva reforma ganan aunque lo hagan mal, como los bancos más o menos. Ya que ahora serán los contribuyentes los que tengan que aportar parte del coste de la contratación. Se incentivará a los empresarios mediante subvenciones públicas de 3000-3500  o 4.000-4500 euros, según la persona que se contrate, que se pueden compaginar con el 25% de la prestación por desempleo. Es decir, que además de ganar dinero con su negocio privado se llevarán dinero público y les será barato el despido.
Share on Google Plus

About MIGUEL

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario