ENTREVISTA DIARIO LA CÁMARA: José Antonio Griñán, Presidente de la Junta de Andalucía

Hoy en Diario La Cámara con motivo de las elecciones en Andalucía del próximo 25 de marzo, entrevistamos al Presidente de la Junta de Andalucía y Candidato del Partido Socialista, José Antonio Griñán. En abril del 2009 sustituyó a Manuel Chaves en el cargo de Presidente de la Junta de Andalucía y ahora, desde el pasado congreso socialista, lo sustituye como presidente del partido. Hablamos con él de los próximos comicios, de las medidas del PP y de sus años de gobierno.

“Se equivoca clamorosamente el Gobierno de Rajoy al apostar por una política económica que contenta a los mercados pero llena las calles de protestas ciudadanas. Lo importante son las personas.”
 
¿Cómo valora la situación de su partido de cara a las elecciones del próximo 25 de marzo? 

El PSOE es un partido vivo, capaz y profundamente democrático. Por todos es sabido que la democracia, cuando es real, produce ruido y diversidad de opiniones. Se trata de algo positivo y saludable: donde otros usan el ‘ordeno y mando’, nosotros abrimos el debate, no le tenemos miedo al debate y a la discrepancia. Porque sabemos que, una vez sustanciado el debate interno, el Partido Socialista vuelca toda su extraordinaria fortaleza en la explicación a la ciudadanía de las políticas que estamos llevando a cabo y que tenemos en nuestro programa electoral para crear empleo, estimular la economía y mantener la protección social. Con esas ideas, con ese trabajo, con esa fuerza, estoy convencido de que la recuperación electoral del PSOE va a empezar por Andalucía y por Asturias, las dos comunidades que celebran elecciones el 25 de marzo.

El Partido Socialista de Andalucía tiene una larga trayectoria. ¿Qué puede prometer a los andaluces para que le voten el mes que viene? 

El principio fundamental de nuestro programa de gobierno es que sólo una economía sólida, competitiva y sostenible es capaz de superar la crisis y también de conseguir más empleo, más estabilidad financiera y un sistema de protección social que garantice la igualdad. La receta para salir de la crisis no puede ser solamente austeridad, tenemos que contemplar también el estímulo para el crecimiento económico y el empleo y, por supuesto, la protección social. Andalucía cuenta hoy con uno de los mejores sistemas sanitarios y seguiremos trabajando para ello. En Andalucía apostamos por la educación pública de calidad y por sus profesionales. Somos la comunidad que mejor ha aplicado la Ley de Dependencia porque creemos en ella firmemente. Y en Andalucía también creemos en una distribución justa de los impuestos, de forma que pagan más quienes más tienen, quienes más heredan o quienes más contaminan. Eso es el socialismo y eso es lo que venimos haciendo en Andalucía.

¿Plantearían un gobierno de acuerdo con otro/s partido/s?

Tenemos un programa de gobierno completo para los próximos cuatro años y un equipo sólido y preparado de hombres y mujeres para llevarlo a cabo. Así se lo vamos a trasladar a la ciudadanía durante las semanas que restan para las elecciones y nuestro único planteamiento, por tanto, es obtener una mayoría amplia en Andalucía. No tenemos otros planes.

El Partido Popular está llevando a cabo duras medidas tanto en sus CC. AA. Como en el Gobierno de España. ¿Hasta dónde podrían llevar los recortes si gobiernan en Andalucía? 

Cuando se trata de explicar su programa electoral, el PP de Andalucía se pone de perfil o recurre a frases huecas para no revelar los recortes que tiene en mente. Pero sus modelos están claros: Arenas dijo que gobernar era imitar a Francisco Camps, que ha dejado a Valencia en la situación financiera que todos conocemos. Más recientemente, ha situado a Feijóo como referente, cuando la comunidad gallega ha llevado a cabo medidas tan duras como el bloqueo de la tarjeta sanitaria a los parados o la eliminación de la gratuidad de los libros de texto. El PP andaluz dice igualmente que será el espejo de María Dolores de Cospedal y ese reflejo es privatización de hospitales públicos y centros educativos, cierre de centros para mujeres maltratadas, desaparición de organismos de control democrático como el Defensor del Pueblo... El PP también ostenta el Gobierno de España y, a pesar de sus intentos por ocultar o retrasar las medidas más duras para no molestar a Arenas, Rajoy ha empezado a mostrar ya su auténtica cara. El Gobierno de Rajoy ha iniciado esta legislatura mintiendo: han subido los impuestos tras negarlo hasta la saciedad, han congelado el salario mínimo interprofesional, han aprobado una reforma laboral que abarata el despido y cercena derechos históricos de los trabajadores, han paralizado la Ley de Dependencia, han dado pasos de gigante, pero hacia atrás, en los derechos de la mujer... Y eso, como dijo la vicepresidenta, ha sido “el inicio del inicio”. Pues ése es el modelo de Arenas, el mismo que dice que no engaña a nadie y mucho menos a los andaluces.

¿Cuáles son las líneas rojas que se deben marcar en las políticas de lucha contra la crisis? 

Los socialistas trabajamos por salir de la crisis, pero en las mejores condiciones posibles, no a cualquier precio. Las líneas rojas pasan por las personas, por los derechos y libertades que nos hacen ciudadanos activos en una sociedad democrática. Se equivoca clamorosamente el Gobierno de Rajoy al apostar por una política económica que contenta a los mercados pero llena las calles de protestas ciudadanas. Lo importante son las personas. La derecha ha entrado en la política económica de la centésima. Parece que el déficit es la causa de la crisis y que la austeridad y los recortes son la única receta. Pero olvida que el déficit no ha sido la causa de la crisis y el desempleo, sino a la inversa: la severa crisis financiera es la que ha provocado el aumento del déficit y del desempleo. Si solo nos preocupamos por reducir el déficit público, la actividad económica se paralizará y se generará más paro. Austeridad sí, pero con medidas de impulso económico que apoyen nuestro tejido empresarial, que faciliten la creación de empleo, y no el despido como ha hecho el PP, con una fiscalidad progresiva socialmente más justa que ayude a mantener la calidad de derechos fundamentales como la sanidad o la educación públicas.

¿Qué líneas maestras ha tenido la política de su partido en la última legislatura y cuáles marcará si gana las elecciones? 

Ha sido una legislatura intensa, muy difícil, en la que nos hemos volcado en luchar contra los efectos de la crisis, fundamentalmente el paro, y mantener el nivel de bienestar de los andaluces y andaluzas. Desde febrero de 2008, el Gobierno andaluz ha desplegado el más potente conjunto de medidas anticrisis llevado a cabo por una comunidad española, lo que ha movilizado 14.000 millones de euros y ha permitido generar o mantener cerca de 200.000 empleos. Las políticas de estímulo económico emprendidas están dando resultados y, a pesar de la crisis, vemos que hay importantes sectores de nuestra economía que crecen, como el turismo, la biotecnología, la agroindustria, la conservación del medio ambiente, la ingeniería, la aeronáutica... Sectores tradicionales y también punteros que van a configurar la economía del futuro. Junto a ello, Andalucía mantiene las prestaciones sociales intactas. 
La educación, la salud y la atención a las personas dependientes han ocupado buena parte de nuestros recursos, porque creemos en los servicios públicos y en la igualdad de oportunidades. En definitiva, Andalucía ha marcado la diferencia en su respuesta a la crisis. Andalucía ha demostrado que es compatible facilitar la creación de empleo, apostar por un modelo económico competitivo de futuro, mantener un endeudamiento menor a la media y seguir avanzando en prestaciones sociales, sobre todo en sanidad y educación. Y ello ha sido posible gracias a una política de ahorro continuado. El Gobierno andaluz es austero en época de crisis y también lo fue en periodo de bonanza. Así el endeudamiento de la comunidad es hoy menos de la mitad de los de Cataluña o Valencia, por citar sólo dos ejemplos.

¿Qué habría cambiado de su legislatura?

He gobernado durante la peor crisis económica que se recuerda desde la Gran Depresión. Lo que cambiaría de esta legislatura son los efectos de esta crisis en las familias y en las empresas andaluzas. Las dificultades que han tenido que atravesar y la pérdida de puestos de trabajo. Ésa ha sido mi gran preocupación y la prioridad de todo mi gobierno.

Usted ha declarado que mantendrá las oposiciones a pesar de la derogación de los temarios de Wert. ¿Por qué cree que se ha llevado a cabo esta medida?

Andalucía necesita más profesores para garantizar la calidad de su sistema público educativo. Nuestra apuesta por la educación es irrenunciable, porque creemos que la educación de hoy es el PIB del mañana. No alcanzamos a entender esta posición del Gobierno de Rajoy, que ni siquiera ha explicado suficientemente las razones de un cambio de temario que afecta a más de 30.000 opositores andaluces. Son muchas personas, en Andalucía y en toda España, que habían invertido tiempo de estudio y dinero en estos temarios. De un Gobierno se espera capacidad de diálogo y de entendimiento. Ni la forma ni el fondo han sido adecuados.

¿Miedo ante las futuras medidas de este Gobierno? 

Es el PP el que tiene miedo a adoptar parte de sus medidas y a explicar con claridad las que ya ha aprobado. Tiene miedo porque sabe que sus medidas son lo contrario de lo que han prometido y porque van a generar un importante rechazo social. Por eso retrasan los presupuestos generales del Estado, por eso ocultan cómo van a repercutir en las autonomías los recortes aprobados por el Consejo de Ministros el 30 de diciembre, por eso no explican una reforma laboral que en vez de impulsar el empleo favorece el despido... El Gobierno está administrando sus iniciativas con interés electoral para evitar lanzar las medidas más duras antes de las elecciones andaluzas y eso es muy grave. A ello se suma un factor que no parece menor: la descoordinación de los ministros del área económica de Rajoy, que lanzan mensajes confusos y contradictorios sobre la situación de España y sobre las futuras medidas a adoptar. No parece serio y desde luego no transmiten esa confianza que tanto pregonaron en la campaña electoral.

¿Habrá que salir a la calle si las medidas van a más en el recorte de derechos?

No me corresponde a mí pronunciarme en ese sentido. Como servidor público, he defendido, defiendo y defenderé los intereses generales de los andaluces. Y me consta que mi partido está haciendo lo mismo en Madrid, con una oposición dialogante pero firme ante los recortes. Es nuestra responsabilidad y nuestro compromiso.

En otro orden de cosas, ¿cómo afronta el nuevo reto de presidir el PSOE?

Es un honor como socialista y también como dirigente de la federación más importante del PSOE en España. Como socialista porque llevo más de 30 años en mi partido y alcanzo la presidencia en un momento en el que la socialdemocracia es más necesaria que nunca. Y como andaluz porque demuestra que Andalucía sigue siendo el corazón del PSOE.

Es la segunda vez que sustituye a Manuel Chaves. ¿Qué ha aprendido en su carrera política junto a él? 

Que uno está en política para servir a los demás, para trabajar sin descanso por mejorar la vida de la gente aun a costa de muchos sacrificios personales. De Manolo Chaves admiro su gran capacidad de servicio público y su honestidad. Por su trayectoria política es un referente del PSOE. Además, al frente de la Junta de Andalucía ha sido uno de los artífices de la importante transformación que ha experimentado nuestra comunidad en los últimos años.

Por último, ¿qué destacaría de los acuerdos a los que se ha llegado en la resolución política del 38 Congreso del PSOE?

Del 38 Congreso el PSOE ha salido fortalecido internamente y rearmado ideológicamente, algo fundamental para servir de manera útil a la sociedad. El partido ha ganado en liderazgo, en capacidad de respuesta, en coordinación interna y en cercanía con la gente. Aspectos que creo fundamentales para una situación tan difícil como la que vivimos actualmente. Hemos recuperado fortaleza para conformar una oposición útil y firme al Gobierno de Rajoy y para iniciar la recuperación del socialismo desde Andalucía y Asturias. Y así va a ser, sin ninguna duda.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

3 comentarios :

  1. Espero que realmente gane como él dice, pero lo tiene dificil. Sin embargo sabiendo como están las encuestas no puedo entender que la gente vote al PP en Andalucía!!!!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo Sr. Griñán. Gran entrevista!

    ResponderEliminar
  3. Gringui, muy sencillo, sólo tienes que ver cómo han dejado España el PSOE, y lo callado y maquillados que tenían los datos reales. Quizás ellos no sean los verdaderos culpables, pero si del oscurantismo existente respecto a la crisis en estos últimos años...

    ResponderEliminar