La desigualdad de renta aumentará un 9% en dos años si el Gobierno sigue basando su política de ajuste fiscal en la reducción del gasto público

El director de la Fundación IDEAS, Carlos Mulas, y la responsable de la Red Internacional, Carmen de Paz, ambos economistas, publican hoy el informe “Ajustes fiscales: alternativas y consecuencias”, en el que advierten que, si el Gobierno persiste en fiar en la reducción del gasto público el ajuste fiscal para conseguir el objetivo de déficit del 3% del PIB en 2013, la desigualdad de renta entre ricos y pobres podría aumentar hasta un 9% en este año y el próximo. 

De Paz y Mulas van incluso más allá y sostienen que, con la evolución de la tasa de crecimiento (la economía nacional cayó un 0,4% en el primer trimestre de 2012 y España ya está oficialmente en recesión, según datos difundidos hoy por el Banco de España) y la actual coyuntura, caracterizada por la falta de liquidez y el elevado endeudamiento privado, incidir en una política de recortes, sin estímulos al crecimiento y  sin invertir en innovación y capital humano, empeorará la situación en 2012 y también previsiblemente en 2013.
 
Los autores del estudio recuerdan que existe evidencia empírica de que los ajustes fiscales por vía de los gastos, en vez de apostar por el aumento progresivo de los ingresos, tienen un impacto negativo en la cohesión social y perjudican la equidad y la distribución de renta. Así, se estima que, de haberse aplicado en el periodo 2007-2013 un ajuste fiscal similar al emprendido ahora por el Gobierno del PP, la desigualdad económica, medida a través del índice de Gini, podría haber aumentado en España un 35% en dicho periodo. El informe también demuestra que los ajustes fiscales tienen ideología. Así, los datos históricos en Europa confirman la teoría de que los gobiernos de derechas prefieren estrategias basadas en recortes de gasto mientras que los de izquierdas optan por aumentar los ingresos. Se constata que en el período 1980-2011 más del 70% de los episodios de ajuste fiscal llevados a cabo por gobiernos de izquierdas se basaron en el aumento de los ingresos. Asimismo, los gobiernos de izquierdas tienden a  preservar la inversión social en sanidad, educación y transferenciales sociales, y en innovación. De hecho, mientras el PP ahora ha anunciado para en los PGE 2012 un recorte del 13,7% para el Ministerio de Educación y un 21,2% para el de Sanidad, así como un recorte adicional de 10.000 millones para estas áreas, el ajuste del anterior Gobierno de Zapatero mantuvo la aplicación y desarrollo de la Ley de Dependencia, y aumentó las becas y las ayudas sociales. Igualmente, el PP recorta la asignación a los ministerios más productivos, Fomento, Economía y Competitividad e Industria y Energía.

Por último, mientras los ajustes del PSOE por el aumento de los ingresos se basaron en la eliminación de las deducciones, como por compra de vivienda, el aumento del IVA (del 16 al 18 por ciento) y de las rentas del capital (del 18 al 19 por ciento hasta 6.000 euros y hasta el 21 por ciento para rentas superiores), el PP lo ha centrado en el aumento del IRPF. En España, sin embargo, existe evidencia de que las rentas más altas tienden a tributar a través de impuestos de sociedades y ganancias del capital, y por tanto un aumento del IRPF impone de nuevo una carga desproporcionada a las rentas medias y bajas.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario