ENTREVISTA: Miguel Gilaranz, la ecología en la literatura

En Diario La Cámara hemos tratado el tema de la ecología desde múltiples puntos de vista: noticias, reportajes, artículos de opinión e incluso con una entrevista al presidente de la Fundación CONAMA, organización creada por el Colegio Oficial de Físicos, bajo el protectorado del Ministerio de Medio Ambiente, para encargarse de la organización del Congreso Nacional del Medio Ambiente. Pero hoy queremos darle una perspectiva nueva y un punto de vista diferente, por eso hablamos con el escritor Miguel Gilaranz, que acaba de publicar su nueva novela: "La Fábrica de Árboles".

"La Fábrica de Árboles" es una novela ecológica por dentro (en su contenido) y por fuera, porque está impresa en papel 100% y además papel certificado, lo que garantiza que durante todo el proceso de fabricación, se ha mantenido una cadena de custodia y no se ha realizado ningún tipo de vertido ni emisión al entorno. En ella se abordan temas de actualidad ambiental: huella ecológica, gestión de incendios forestales, biocombustibles vegetales extraídos de la remolacha alcoholígena y la jatropha, o los últimos avances tecnológicos en vehículos eléctricos. Todo ello narrado en una apasiona trama en torno al Parque Natural de los Alcornocales, donde una leyenda gaditana persigue y castiga a todo aquel que se atreve a destruirlo. La "luna negra" nos hará retroceder en el tiempo -hasta los años cuarenta- donde conoceremos a Agustín Lucena, un agente de la guardia civil que deberá detener a un famoso contrabandista, quien no duda en prender fuego al bosque engañando a los agentes. Y lo más interesante, descubriremos como una joven, Clara, desarrolla un proyecto con el que conseguirá la plantación de millones de árboles en los bordes de las autopistas de peaje.

ENTREVISTA

"El objetivo de la novela es crear conciencia con la ciencia"

Una novela ecológica en momentos de crisis parece algo bastante necesario, ¿cree que con la situación actual se ha dejado de lado el cuidado del medio ambiente?

El medio ambiente, con crisis o sin crisis, siempre se deja un poco de lado. Cuando no hay crisis, el crecimiento desmesurado, el consumo irresponsable y la construcción de mega proyectos, ponen el peligro nuestra naturaleza. Pero cuando hay crisis, la reducción en gastos de mantenimiento de infraestructuras esenciales de luz, agua, residuos…unido a la eliminación de inversiones en investigación y puesta en marcha de nuevos proyectos sostenibles también, ponen en peligro nuestra naturaleza. La protección y conservación del medio ambiente es un concepto y se encuentra al margen de coyunturas económicas o políticas.

¿Qué objetivo tiene su novela?

“La Fábrica de Árboles” persigue dos objetivos muy diferenciados, por un lado divulgar en una novela y no en un ensayo, conceptos de ecología del siglo XXI y de  actualidad ambiental como la huella ecológica, la gestión de incendios forestales, el uso biocombustibles vegetales extraídos de la remolacha alcoholígena y la jatropha, o los últimos avances tecnológicos en vehículos eléctricos. Por otro lado plantea proyectos técnica y económicamente viables para construir fábricas de árboles en las cunetas de algunas autopistas de peaje y poder plantar millones de árboles, todo ello narrado en una apasiona trama en torno al Parque Natural de los Alcornocales, donde una leyenda gaditana persigue y castiga a todo aquel que se atreve a destruirlo. La "luna negra" nos hará retroceder en el tiempo -hasta los años cuarenta- donde conoceremos a Agustín Lucena, un agente de la guardia civil que deberá detener al famoso contrabandista "el Sevillita", quien no duda en prender fuego al bosque engañando a los agentes de la Ley...

¿Cree que con su denuncia se podrá implantar poco a poco el mensaje ecologista de su obra?

Ese es, en principio, el propósito de la novela, enseñar y concienciar, crear conciencia con la ciencia.

¿La historia es por completo ficción?

La historia en sí, es ficción, pero los datos que se aportan son ciertos, los lugares existen realmente y uno de los protagonistas, el Guardia Civil Agustín Lucena ha vivido en los escenarios que se plantean en la narración, la casa cuartel de la Torre del Puerco en Chiclana de la Frontera y el Parque Natural de los Alcornocales.

¿Dónde está la solución para apostar por ese cuidado del medio ambiente del que hablábamos antes? ¿En los hábitos personales de cada día o en las decisiones de las grandes multinacionales?

Lo fácil sería decir que lo dos, pero sinceramente creo que la solución debe venir de arriba, de los políticos y de las empresas. El aumento de las energías alternativas como la solar o la eólica, el uso masivo de biocombustibles en nuestros vehículos, la prohibición de fabricar determinados productos etc… es el camino más recto, más fácil y el más económico para resolver cualquiera de los graves problemas de nuestro planeta.

¿Qué influencias literarias o de otro tipo forman parte de su obra?

Puedo resumirlas en tres autores; Paulo Coelho, Ortega y Gasset y Eduardo Punset.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario