Nuevos ataques a la cultura en España


El Ejécutivo de Mariano Rajoy, intelectual imprescindible del siglo XXI, cuyo análisis de la crisis económica era “si quito a Zapatero y me pongo yo la crisis se acabó”, está tomando unas medidas, tras el fracaso de este plan inicial, improvisadas y basadas en unos tópicos baratos como “a quién le van a importar los funcionarios” o “la cultura es algo secundario para la gente”. Pero ha pasado todo lo contrario, los funcionarios no dejan de recibir apoyos de gran parte la sociedad española y se ha demostrado que todos los creadores, sea cual sea su condición, se han unido para defender el gran vehículo de expresión de los seres humanos: la cultura.

Sin embargo, a la ignorancia de los gobernantes que desconocen la importancia de la cultura se ha unido otro enemigo, igual de ignorante pero que además pretende hacernos creer que el robo es positivo. Este enemigo es la piratería. No nos olvidemos que la creación es un trabajo y que el autor tiene derecho a decidir el vehículo por el que quiere llegar a los espectadores. Por lo tanto, si un autor quiere que su película se vea en versión original tiene todo el derecho del mundo a impedir su doblaje, si un productor decide que la evolución de su filme va a seguir los cauces clásicos (cine – alquiler – venta / internet) puede y debe exigir que se cumplan, y si un creador decide que su obra se distribuya por otros cauces, gratuitamente o con un coste, también tiene todo el derecho a hacerlo. El que no tiene derecho a decidir sobre las obras ajenas es aquel que roba un contenido cultural, cuelga un enlace en su web y encima recibe ingresos gracias a la publicidad.

En estos días tan complicados para la cultura, la llamada “Ley Sinde” es imprescindible para proteger algo tan básico como el derecho a no ser robado y a decidir lo que un autor hace con sus creaciones. Declaraciones como las escuchadas recientemente al abogado David Bravo no hacen más que sumarse a las dificultades que desde el Gobierno de España se están poniendo a los autores. Bravo y Soto, en su defensa de las descargas ilegales, dañan de nuevo a creadores y espectadores, y condenan a nuestro país a un desierto cultural.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

21 comentarios :

  1. Por la cultura!!! Mucho ánimo compañeros. Espero que estemos en contacto para salir todos a una.

    Jesús A. S.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que un medio se tome por fin en serio la cultura.

    ResponderEliminar
  3. No veo en ninguna parte ni la más mínima cita textual de David Bravo ni los demás supuestos defensores de la piratería. Menudo periodismo de tebeo.

    ResponderEliminar
  4. ¿Como un medio serio puede calumniar asi a David Bravo? Ni una sola cita, ¿eso es periodismo serio?. Seguro que también defenderéis la nueva ley de propiedad intelectual que excluye a los jueces, que claro, no daban la razón a los artistas y a la industria. Cuanta ignorancia...

    ResponderEliminar
  5. Por favor, se agradece desde Diario La Cámara que los comentarios estén mínimamente identificados y no sean anónimos. Dirigimos este mensaje tanto a los que nos apoyan como a los que nos critican. Desde la dirección no responderemos a ningún comentario anónimo.

    En cuanto a Asur, le respondemos que no existe calumnia alguna. Los ataques del señor Bravo a la cultura siguen siendo continuos. Además realiza dichos ataques sin conocimiento alguno del mundo cultural y mucho menos de su papel imprescindible para el desarrollo intelectual de nuestra sociedad. Su insistencia en marginar a la gente que disfruta y se forma con la cultura a la soledad de una pantalla de ordenador es propio de una persona que no tiene ningún interés por seguir formando su pensamiento. Diario La Cámara es un medio de profesionales muy concienciados y con formación en el ámbito cultural, que además ha recogido declaraciones de las principales personas relacionadas con este ámbito. Mientras unos hablamos de arte, del progreso intelectual de la sociedad y de puestos de trabajo, el señor Bravo habla de enriquecer a aquellos que se lucran con obras ajenas y de cambiar los cines y las filmotecas por seres humanos marginados frente a una pantalla de ordenador.

    Un Saludo,

    ResponderEliminar
  6. Al criticar a Diario La Cámara se está criticando a mucha gente que ha colaborado con este medio, ha creado de forma independiente a la industria y valora mucho a un diario que dice las cosas claras y que da voz a las MUCHAS y MUY DIFERENTES opiniones que existen hoy en día.

    ICF

    ResponderEliminar
  7. Hay cine hecho para Internet y cine que deberá verse en las salas (por lo menos dar la oportunidad a que se vea). Esos que tienen tanta prisa por cerrar las salas es porque tienen "ingresos" poco lícitos obtenidos de vender el trabajo de los demás. Cine en Internet, puede, cine robado en Internet, nunca. A los que defendéis a Bravo, solo deciros que tenéis tan pocos argumentos como él.

    ResponderEliminar
  8. Cultura, negocio, negocio-cultural, cultura de clase , clase de cultura, cultura de la mansedumbre, cultura revolucionaria, que es la cultura? quien dice si es o no es? ...

    ResponderEliminar
  9. Me parto el UGT con esta entrada. Señores del Diario La Cámara, una cosa es apoyar las Cultura, algo que es totalmente lógico y otra cosa es apoyar a la mafia de la INDUSTRIA, que son conceptos totalmente distintos. La Industria es ese dios que tienen ustedes, pero que no se da cuenta de que tiene las de perder: en lugar de luchar contra las descargas, debe modificar el modelo de negocio, por mucho que le fastidie hacer tal cosa. La tecnología no se va a frenar (si no, en lugar de impresoras seguiríamos teniendo escribas), y la Ley Sinde provoca la conocida Doctrina del Miedo. Sin embargo, no tienen las de ganar, porque no pueden. Cerrarán todas las puertas que quieran, pero siempre se abrirán más. Ellos optarán por cambiar o no el modelo de negocio... pero si no lo hacen, la gente no cambiará su forma de consumir contenidos.

    ResponderEliminar
  10. Si ustedes, los que nos critican, se hubieran informado un poco más leyendo este diario, se darían cuenta de que lo que defendemos no es ese "negocio" oscuro que ustedes atacan sino más bien todo lo contrario.

    Hemos dado a conocer a autores independiente, que hacen arte sin dedicarse a ello profesionalmente; pintores, escritores, músicos o cineastas. Hemos hablado del cine más alternativo y de las nuevas formas de expresión con productoras de cine experimental, vanguardias y videoarte. A lo que hay que sumar que hemos sacado adelante el I Festival de Cortometrajes de Terror exclusivamente Online (Horror Online Art).

    También ha habido personas que ustedes pueden calificar de “industria” pero han venido a explicarnos con su experiencia la situación en la que se encuentra el sector, como el productor de la película “Buried”, que nos habló de los puestos de trabajo que peligran en este momento.

    Hemos apoyado y difundido el cine más minoritario y los realizadores e intelectuales más importantes de nuestro tiempo como es el caso de Alexandr Sokurov, considerado como mejor realizador del 2011 por ese diario. Lo que defendemos son los derechos de autor, que los autores puedan decidir sobre su obra, y el respeto al arte, el que no se margine y se pueda seguir disfrutando en el lugar para el que ha sido creado.

    Además como verán nos avalan las colaboraciones de los principales líderes sociales, artísticos y políticos nacionales e internacionales, que han participado en nuestro diario y lo han difundido. Personas de todos los pensamientos e ideologías, sin demagogia, con un objetivo fundamental: desarrollar un diálogo en la sociedad.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  11. Tras leer el artículo, para que no me llamen ignorante de la misma forma que gratuitamente se hace con David Bravo, me gustaría decir que:

    Estoy de acuerdo con la gestión/toma de decisiones que quiera hacer cada "creador" con su "creación"

    Lo que no estoy de acuerdo es en que quieren por ello un precio abusivo, y hacerse millonarios en un reducido periodo de tiempo.

    todo el mundo sin excepción, crea cuando va a trabajar, ayuda, y aporta su granito de arena a este mundo, recibiendo un salario ínfimo.

    ¿Porqué los pertenecientes al mundo del espectáculo, literatura, cine, teatro, y un largo etcétera, quieren tantísimo dinero por su trabajo?

    ¿es que el resto de los mortales que nos levantamos a trabajar todos los días, de la misma forma (o quizá más sacrificada, si se me permite decirlo) somos menos que ellos?

    ¿O es que realmente para ellos no es una pasión como muchos expresan, y simplemente, lo que quieren es simplemente dinero?

    Entonces lo cual, no sería afán y pasión por cultura, sino interés puro y duro en un sucio elemento que tanto daño está haciendo a ésta sociedad.

    ResponderEliminar
  12. Señor Remiro. ¿Ha leído el comentario de Diario La Cámara anterior al suyo? ¿Cree que somos un medio al servicio del comercio? ¿Se ha dado cuenta de que las películas que promocionamos son obras como Fausto de Sokurov o Shame de McQueen, y que damos a conocer mediante entrevistas a artistas independientes o que hemos trabajado mucho para sacar adelante a un Festival Online que va a dar a conocer a muchísimos nuevos talentos?

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  13. Hemos recibido muchos más apoyos que críticas, prueba de ello es que seguimos creciendo en seguidores y sobre todo que ya tenemos dos nuevas entrevistas, una política y otra cultural. Son muchos los que eligen Diario La Cámara para exponer sus propuestas y para informarse. Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Podremos discrepar en algunas cosa y estar de acuerdo en otras pero quiero que sepas que ha sido un placer colaborar contigo y con este diario. Tienes un gran medio.

    AnaM

    ResponderEliminar
  15. ¿Defienden ustedes el derecho de autor, o el copyright? Porque el copyleft también garantiza a los autores reservarse derechos sobre sus obras, y eso es algo que el señor David Bravo sí defiende. Hay un montón de matices en el tema, por supuesto. Y el sector peligra por tener unos mandatarios ignorantes. Dudo que alguien no sepa qué ha hecho el actor Paco León con su película: Carmina o revienta. Que el propio director permitiera descargar, a bajo coste, la película desde internet para disfrutar en cualquier lugar de la misma, ha revolucionado la red. Los usuarios de internet, este "lugar de piratería", están luchando para que nadie pueda piratear la obra después de lo hecho por el señor León.

    ¿Está o no la industria equivocada? Paco León ha dado todas las facilidades para que cada uno vea la película como quiera, al contrario que las industrias.

    Pongámonos en el caso una persona cualquiera, que le apetece ver una película. ¿Qué va a elegir? ¿Pagar un pastón por ver una película, sólo obtenible desde un sitio, y que sólo pueda verse exclusivamente en su PC (que no permita moverla a la televisión)... o bajarsela gratis desde su plataforma favorita, pudiendo modificar el archivo para verlo en TV, tablet, teléfono, etc.? Eso no es "competir con el todo gratis", es hacer el ridículo.

    Si se redujera el precio a una tarifa razonable, el 90% de la gente pagaría por usar el servicio legal, en lugar de buscar enlaces por Google. Pero si prefieren continuar con un mercado obsoleto... allá ellos. Se hunden por no saber gestionarse. Simple y llanamente. Como ya comenté, es imposible frenar el progreso.

    Y en ningún momento pretendí criticar al Diario La Cámara, únicamente comentar mi sorpresa por acusar al abogado David Bravo de defender la piratería, porque esa afirmación podría ir incluída en una web humorística. Los que hemos visto a David Bravo hablar en entrevistas, debates, etc. hemos visto lo que es: defensor de la cultura, pero no del modelo de negocio que llevan los señores de traje y corbata de la industria, que son los que se llevan más beneficios que los artistas, por cierto...

    ResponderEliminar
  16. Lo que hay que dejar claro es que la piratería es ROBAR, serán caras las entradas de los cines, serán caros los alquileres, será caro adquirir una canción legal por internet pero la piratería es ROBAR. Ya se han acabado los tiempos en que personas que no se conocian de nada se intercambiaban canciones o películas sin la autorización de sus propietarios. En la actualidad hay bandas mafiosas que pagan a terceros por robar (canciones, películas, libros, etc.) , cuelgan dichas obras en servidores públicos y a través de sus webs ofrecen los enlaces para conseguir estas obras, causando gravísimas pérdidas económicas a sus legales propietarios.
    Mientras los dueños de estas webs piratas se forran con publicidad o vendiendo los datos de los internautas o enviado mensajes a cobro revertido a los mobiles de dichos internautas.
    La piratería es el fin de la cultura.
    Felicito al Diario la Cámara por la valentía en publicar este artículo

    ResponderEliminar
  17. Buenos días,

    Empezaré respondiendo a Félix. En primer tengo que agradecerle que quiera un debate con respeto e ideas, nosotros también lo concebimos así. En el tema que plantea acerca del copyright o el copyleft, como ha dicho hay muchos matices entre uno y otro, incluso el primero es tratado de forma diferente en España y en EEUU, por ejemplo. Pero para ser claros le diré que defendemos el modelo que decida el autor. El creador de la obra tiene derecho a ponerla en Internet, con las consecuencias que pueda tener. Pero si él decide el modelo tradicional debe ser respetado por ello.

    Luego hay otro caso, el que menciona de Paco León. A mí lo que propone el señor León no me parece ni bien ni mal, es una decisión tomada por él y su productora. Pero él debe entender que produzca el rechazo del sector de los
    exhibidores de cine.

    Por otra parte, entiendo que una película como la de León se presta más a ser vistas en diferentes plataformas, por el tipo de película que es (que no parezca esto una crítica, me refiero a por la forma en la pensado su realización) lo que la hace más sencilla poder verse de diferentes formas. ¿Pero a caso cree que "El arca rusa" de Sokurov, por poner un ejemplo, es igual en una pantalla de cine que en un PC? Caer en eso es despreciar una parte de cine, que sin ser comercial, exige un visionado desde el punto de vista artístico que no nos va a ofrecer un PC. Pero sea uno u otro, siempre deberá ser el que decidan los autores (ya que una película por ejemplo suele haber más de uno). Por ejemplo, Diario La Cámara organiza un Festival de cine exclusivamente Online, en el que una serie de autores de todo el mundo han decidido que su obra, además de verse en otros festivales, también se pueda ver en uno online. Otro caso, entrevistamos a muchas productoras, algunas estrenan en cines pero otras hacen un cine experimental que se presta a su visionado en Internet. Lo que defendemos es que sean los autores los que decidan sobre su obra.

    Además, que la cultura sea o no cara es un hecho relativo. Le aseguro que si sabe buscar, se acerca más a la filmoteca de su ciudad y realmente ve las películas o la música como algo artístico y no como un producto más de consumo descubrirá que simplemente hay que tener una serie de prioridades, y verá mucho y mejor cine.

    Yo, por ejemplo, mi colección cinematográfica no la tengo por haber gastado mucho de una vez, sino por tener como prioridad el arte e ir comprado poco a poco y teniendo paciencia, esperando a que mi bolsillo me lo permitiera. No le pido que sea coleccionista pero sí que aquello que quiera lo pague como paga otras cosas. Si un autor decide que su película se comercialice por Internet, me parece muy bien, pero que lo decida él, no una organización mafiosa que roba contenidos culturales para luego lucrarse con publicidad.

    Por último, le animo a que se despegue del PC, salga a la calle y camine lo que tenga que caminar (en mi caso es bastante porque el Gobierno de mi Comunidad ha marginado la cultura a las afueras) para llegar a una filmoteca, entre al cine, vea grandes proyecciones y se dará cuenta que mucha gente luego habla, que conocerá gente que se apasiona con la misma película que usted, que cada uno le encuentra cosas nuevas y que desarrollan hasta el infinito la expresión de un autor. Eso es el cine, eso es el arte, y no un nuevo modelo (el que propone el señor Bravo despreciando el arte, de ahí mi crítica) que implica que ya no existan los cines, que ya no se pueda formar cada uno su pequeña colección de obras y que todo se reduzca a la soledad de una pantalla. El señor Bravo habla únicamente de comercio, yo hablo de justicia y sobre todo de arte.

    En cuanto al comentario de Gerard solo puedo darle las gracias por su apoyo y decirle que no crea que somos pocos los que pensamos así, que la mayoría seguimos amando el cine, respetando a los autores y defendiendo que no se formen negocios ocultos en Internet que comercien con el trabajo ajeno. Gracias de verdad.

    ResponderEliminar
  18. A mí también me gusta este debate nuestro. Entrando un poco en el tema de las salas de cine, estoy de acuerdo en que hay gente que se apasiona con las películas, encuentras nuevas, etc. Pero no creo que una persona que se descargue una película de Internet fuera a pagar por verla a la sala de cine.

    ¿Porqué digo esto? Porque no compensa estar buscando la película en seis, ocho webs de enlaces durante un buen rato para terminar viendola en mala calidad (TS-Screener).

    También dejo claro que no estoy de acuerdo en que las personas que publican los enlaces (o los mismos que gestionan las webs) se lleven dinero al hacer una descarga, las cosas como son.

    ResponderEliminar
  19. Buenas Félix,

    Si una persona no pagaría por una película (ya sea en cine, DVD o descarga legal) es que no la valora y por lo tanto no entiendo por qué si no la valora la descarga.

    Pongo un ejemplo, yo no quiero ver ciertas películas actuales ni regaladas(no diré títulos para no molestar a nadie), hay obras hoy en día que me parecen que únicamente atontan al espectador, yo jamás pagaría por esas películas pero tampoco las vería. Lo que sería incoherente es que yo dijera que no vale la pena pagar pero la quisiera ver, ya que si la quiero ver es que esos autores han hecho algo que a mí me interesa y por lo tanto se merecen una remuneración por ello. Por eso creo que existen suficientes ventanas (desde el cine a la filmoteca), que debemos utilizarlas según nos interese la película, pero siempre de forma legal y sin robar al autor.

    En cuanto al último párrafo, claro que ganan dinero. La publicidad da muchos ingresos y esas webs tienen mucha, mucha, mucha publicidad.Eso, desde mi punto de vista, es claramente robar.

    Un Saludo.

    ResponderEliminar
  20. ¿Por qué lo llaman cultura cuando quieren decir negocio?

    Ah, ya ,para cobrar las subvenciones. xD

    ResponderEliminar
  21. Te importaría antes de comentar, leer el resto de comentarios porque parece que no te has enterado de nada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar