Lo último de Argento llegará el 9 de noviembre

 Tras su paso por los festivales de Cannes y Sitges, la nueva obra de uno de los artífices del giallo italiano, Dario Argento, llegará a las salas españolas el próximo 9 de noviembre. Su último filme supone una nueva visión del clásico Drácula de Bram Stocker , como ya hicieron Coppola, Lussier o los clásicos Tod Browning y Karl Freund. El director de grandes referentes del giallo italiano como Tenebre o Rojo oscuro cuenta es esta producción con un Van Helsing muy especial, el villano de Blade Runner Ruther Hauer, y además con participación española ya que la obra es una coproducción entre España, Italia y Francia. Desde nuestro país aportamos el talento de un conocido productor como es Enrique Cerezo.

Cartel de Drácula de Dario Argento
REPORTAJE DARIO ARGENTO. En 1969, Dario Argento, un redactor y crítico de cine del periódico Paese Sera, que había colaborado escribiendo guiones junto al mismísimo Bernardo Bertolucci para el famoso western “C'era una volta il West” (Sergio Leone, 1968), presentaba su primera película en solitario “L'Uccello dalle piume di cristallo” (El pájaro de las plumas de cristal). En esta película colaboró con el guionista Bryan Edgar Wallace, con el legendario compositor Ennio Morricone y con el director de fotografía Vittorio Storaro. La primera obra de Argento se convirtió enseguida en un nuevo clásico y en una renovación de otros anteriores. Argento daba una mirada europea y especialmente italiana al cine que le dio la fama a Alfred Hitchcock, el suspense. Pero a la vez este realizador italiano estaba haciendo algo nuevo, influenciado por genios como Leone, Fellini o Antonioni, y especialmente por el cine de Mario Bava. Argento y Bava (que hay que recordar que su película de 1975 “Reazione a catena” será sin lugar a dudas la precursora más clara del slasher) estaban creando, junto a otros cineastas italianos, el giallo. El giallo es una unión entre la representación de la sociedad italiana, el misterio heredado del cine clásico, el desarrollo de un modo muy característico y elaborado de componer el plano y el toque de un gran genio para plasmar de forma tan perfecta la psicología de los personajes. Todo esto se plasmaba en esa gran frase que dice “Argento hizo arte que imita la vida que imita al arte”.

Después dirigió uno de los guiones más sólidos de su carrera “El gato de las nueve colas” en el que contaba con unos elemento que ya se había convertido en clichés obligados para el giallo. La obra cuenta la historia de un ciego y su sobrina que en colaboración con un periodista deben descubrir a un asesino determinado por la genética humana. Pero la película que desde mi punto de vista realmente representa esa frase de “arte que imita la vida que imita al arte” es “Tenebre”. “Tenebre” es posiblemente la obra de suspense europea en la que, siendo ficción, confluyen más elementos de la vida de un autor. Desde su comienzo, la técnica pero sobre todo el pensamiento de Argento lo han convertido en un autor, sin embargo es “Tenebre” la que plantea un diálogo casi perfecto entre obra, autor y público. Esta película nace de las llamadas que Argento recibía de un psicópata tras su película “Suspira”. Por eso en "Tenebre" se relacionan la forma de arte creada por un autor y la reacción que su última película tuvo en un elemento concreto de la sociedad. Se deja de hablar de la reacción del público como mero ente comercial y se plantea la dimensión psicológica de la obra de arte. Con esto Argento se convertía en uno de los realizadores europeos contemporáneos más importantes.
El artista Argento en una de sus imágenes más conocidas
Al saltar de 1971 al 82 nos hemos dejado por el camino otro de sus títulos más impactantes: “Profondo Rosso” (1975). Con esta obra consiguió el premio a Mejor Director en el Festival de Sitges y fue, posiblemente, la película que más fama le dio a nivel mundial. “Rojo oscuro”, en castellano, es de nuevo un juego cada vez más amplificado y complejo entre el guión y el espectador. La imagen, aunque no nos demos cuenta, nos muestra prácticamente todo, nos entrega en bandeja la solución en los primeros planos de la película, sin embargo Argento conoce muy bien la psicología de la persona y decide jugar con ella. Mientras el espectador hace cálculos para adelantarse al autor, su narración crea pequeñas espirales que confunden al espectador a la hora de juzgar a sus personajes. Algo parecido a lo que hacía Hitchcock en películas como "Vertigo" y "Psicosis". Una de esas espirales son justamente esos personajes, a unos los valoramos más que a otros por un simple hecho de cultura contemporánea, y Argento, sabiendo eso, lo utiliza para que el espectador se identifique con los personajes que a él le interese. Lo más curioso es que es una película que habla de psicología pero a su vez es un magnífico experimento psicológico en sí misma.

Su último filme, antes de su nueva versión de la obra de Bram Stocker, fue “Giallo”. Argento tituló a su película como el nombre del género que le hizo famoso. Giallo, que quiere decir amarillo, es un asesino cuya piel presenta este mismo color por una enfermedad. Pero Giallo es además un homenaje a cada uno de los elementos que le permitieron convertirse en un autor diferente a todos los demás y en una influencia clave en la composición del cuadro, ya que Argento crea pequeñas obras de arte en cada plano para componer con todas ellas el gran museo que es cada una de sus películas.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario