Un nuevo suicidio por un desahucio en Santesteban (Navarra)


Diario La Cámara delanta que un hombre de 59 años que se encontraba en proceso de desahucio por impago del alquiler se ha suicidado este miércoles en la localidad de Santesteban, en el norte de Navarra, según han informado fuentes judiciales Según las citadas fuentes, el hombre, cuya identidad no ha sido facilitada, debía algo más de 4.200 euros de alquiler del piso en el que vivía con su compañera sentimental.

El juzgado de 1 instancia número 4 ya había decretado que se podía proceder al desalojo por impago, que se podía hacer efectivo a partir de este miércoles, según han precisado las fuentes. Durante el inicio del acto de toma de posesión del nuevo fiscal superior de Navarra, el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN), Juan Manuel Fernández, ha mostrado su pesar por este suceso.

EL CASO DE BURLADA.  A las 9.00 horas del pasado lunes, cerca de doscientas personas se concentraron frente al número 1 de la calle San Francisco de la localidad navarra de Burlada. Los manifestantes, miembros de organizaciones y colectivos sociales como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), querían evitar que Pilar Martínez, su marido, Marino Esparza, que está enfermo de cáncer, y sus tres hijos tuvieran que abandonar el inmueble. Finalmente el juez ha aplazado el desahucio y ha dejado dos años a la familia para intentar recuperarse de su situación económica. Además, una mujer anónima entregó cerca de 2.000 euros a la afectada en un sobre.

Los representantes de la familia, así como las organizaciones que los apoyaban, se dirigieron al Ayuntamiento de Burlada para exigir al alcalde una solución inmediata a este problema. El alcalde aseguró a Martínez que intentará que no sea expulsada de la casa, la cual ya ha sido subastada, y que si finalmente se quedara en la calle, serían realojados en una de las viviendas vacías que posee el ayuntamiento.

Ciudadanos y representantes políticos deben marcar sus prioridades, demostrar que la fuerza social es mucho más intensa que la bancaria y que si no se llega a un acuerdo entre las partes implicadas en los desahucios, la sociedad seguirá en la calle impidiendo que a las personas se les expulse de sus casas. Son muchas las razones y las historias que implican a los desahuciados pero, independientemente de cada caso, debemos darnos cuenta de que una familia viviendo en la calle es inhumano y de que como país tenemos los recursos suficientes para impedir, al menos, los abusos de las entidades bancarias. Ayudarles a salir de este bache es una obligación social pero, además, es algo que en el futuro nos beneficiará a todos.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario