De la ballena de San Sebastián al tiburón de San Juan Capistrano


El triste final de la ballena que se avistó en la playa de La Concha en San Sebastián esta semana contrasta con otra noticia que llegaba el pasado 1 de diciembre procedente de California, cuando del cielo caía un tiburón leopardo. La historia de este animal es, posiblemente, la más sorprendente que nos ha dejado la naturaleza este año.

Un grupo de personas que se encontraban jugando al golf en el campo San Juan Hills, ubicado en San Juan Capistrano, California, vio caer del cielo el cuerpo de un tiburón de poco más de medio metro de largo y casi un kilogramo de peso, cerca del hoyo 12, según indicaron los testigos. Al parecer el animal, al igual que el cetaceo de San Sebatián, acabó en tierra firme, en este caso no por una enfermedad sino que todo apunta a un problema de orientación. Fue entonces cuando una fornida ave lo encontró y, ya que el animal no era demasiado grande, decidió llevárselo.


Por suerte el pájaro decidió soltarlo mientras sobrevolaba el campo de San Juan Capistrano o simplemente se le resbaló. Cuando los jugadores se acercaron al animal se dieron cuenta de que todavía respiraba, así que corrieron a ponerlo en agua salada y posteriormente pudo ser devuelto sano y salvo al mar.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario