Landa, de Pamplona a Cannes


El Festival de Cannes recibía en 1984 una película española llamada Los santos inocentes, dirigida por Mario Camus. La obra cautivó al jurado, que se fijó principalmente en uno de los protagonista, Paco, el Bajo. Un campesino maltratado y oprimido por los patrones que tenía que sobrevivir y proteger a su familia de una España retrógrada e injusta. Alfredo Landa, pamplonés nacido en 1933, obtuvo el premio a mejor actor, compartido con el otro gran personaje de la obra, Azarías, al que interpretaba Paco Rabal.

Alfredo Landa era un actor especialmente versátil. Fue capaz de interpretar con maestría desde el drama más puro, como en el caso de Los santos inocentes, hasta la comedia más desenfrenada, buen ejemplo es No desearás al vecino del quinto, divertida sátira de los 70 que dirigió Ramón Fernández. Un género que nunca abandonó. Entre sus últimos trabajos también se encuentra otra comedia alocada, El oro de Moscú, en la que encarnó a un avaricioso franquista a las órdenes de Jesús Bonilla. Obtuvo el Premio Goya en dos ocasiones, en 1988 por El bosque animado y en 1993 por La marrana, ambas dirigidas por José Luis Cuerda. A estos dos cabezones hay que sumar un tercero, el de honor en 2007.

Berlanga o Mercero fueron algunos de los directores que le dieron sus papeles más reconocidos. Sin embargo, el caso de José Luis Garci fue especial, ya que con él encarnó uno de los personajes claves de la historia del cine español, el detective Germán Areta en El crack. Con Garci también realizó sus últimas películas, la coral Tiovivo C. 1950 y Luz de domingo.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario