Cine invisible en España


Tras solo una semana en cartelera, Laurence Anyways, premio a la mejor actriz en Un Certain Regard del Festival de Cannes 2012, ha desaparecido de la mayor parte de las salas españolas. Lo mismo sucedió con Fausto, de Alexandr Sokurov, que había obtenido el León de Oro en Venecia; o con Holy Motors, de Leos Carax, premio a la mejor película en Sitges. 

¿Cómo se puede medir el éxito o fracaso de una película en solo una semana? Las tres películas son obras reconocidas, premiadas y alabadas por público y crítica, sin embargo, la cada vez más competitiva industria en la exhibición cinematográfica ha provocado su desaparición. Muchas de ellas no volverán a proyectarse en una sala comercial y conseguirlas para el mercado doméstico será la única opción para verlas si no deseas esperar a que una filmoteca la obtenga para poder disfrutarlas en pantalla grande. 

Yo he tenido la fortuna de adelantarme en dos ocasiones, y eso me permitió ver tanto Laurence Anyways como Fausto en el cine, pero con la obra de Carax no hubo tanta suerte. Además, la piratería ha obligado a los videoclubs a ser mucho más selectivos, por lo que si una película no tiene doblaje al castellano o no se conoce demasiado, no se adquiere. Sin duda, este es un ejercicio muy perjudicial para la cultura en general, pero sobre todo para pluralidad de nuestra sociedad, ya que al final serán únicamente las salas de los centros comerciales las que estrenen títulos, exigiendo unos cánones de rentabilidad que acaben convirtiendo al cine en una fábrica de productos en vez de ideas.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario