Periodismo y arte en la Bienal de Venecia


Muchas veces existe cierto miedo a entablar una conversación acerca de arte contemporáneo, ya sea porque los interlocutores tienen miedo de no encontrar correctamente el verdadero sentido del creador o porque existe demasiada distancia entre obra y público. Sin embargo, si el arte se hubiera creado para tener un único significado no sería arte, sería un simple rompecabezas. Una mera fórmula exacta con un único fin y resultado. 

"Debemos vivir fuera de las pasiones, de los sentimientos. En la armonía de la obra de arte lograda. En ese orden encantado. Deberíamos amarnos tanto como para vivir fuera del tiempo... distantes", dice Steiner en La dolce vita de Fellini. Esta frase, que pronuncia un intelectual al que búsqueda obsesiva del equilibrio en el arte le lleva al suicidio, es una de la mejores descripciones de lo que busca el artista. A pesar de que en ocasiones ese distanciamiento del mundo terrenal convierta la existencia en un infierno. Por esa importancia que yo creo que tiene la labor de búsqueda antes de crear, me duele escuchar a personas de reconocido prestigio en campos como el periodismo juzgar e, incluso, atacar la obra de Lara Almarcegui en la Bienal de Venecia. 

La artista, atada por las preguntas en medios acerca de un único significado de su obra, ha tenido que buscar mil y una formas para conseguir que se respete su creación. Sin embargo, los periodista que escriben sobre arte deberían saber, y muchos lo saben, que si dirigen sus preguntas sobre aspectos menos concretos de la creación en sí, conseguirán un acercamiento mucho más grande a lo que realmente supone, tanto a nivel personal como colectivo, una obra.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario