Informemos con respeto de los accidentes

El trágico accidente de ayer del tren Alvia en Santiago de Compostela ha demostrado que hoy en día muchos medios están completamente contaminados y carecen de ética profesional y principios. Si la semana pasada, DIARIO LA CÁMARA denunciaba la barbaridad que suponía mantener a cientos de periodistas españoles pendientes del nacimiento del heredero real cuando otras noticias que habían sido de interés internacional se estaban dejando de lado, hoy es necesario ver el penoso protocolo que se sigue cuando hay un accidente.

La actuación de un periodista del programa de Ana Rosa Quintana en Telecinco, acosando a los familiares de las víctimas por Twitter para conseguir información morbosa con la que llenar hoy su programa, es uno de los mejores ejemplos de la situación periodística actual. Pero no solo la televisión sensacionalista está contaminada. La prensa, que siempre ha tenido fama de ser mucho más seria y profesional, publicaba ayer cualquier cosa. No hay más que ver la cantidad de rectificaciones y disculpas que hay se pueden leer hoy por la red. 

La labor de los periodistas no es conseguir las declaraciones más impactantes de los heridos o de los familiares de las víctimas, sino otorgar a estas personas y a todo el país en general las herramientas para estar informados. No es la primera vez que ocurre, cada vez que hay un accidente se crean perfiles de los accidentados, y para ello muchos periodistas se saltan cualquier línea roja, desde el respeto hasta la comprensión o la empatía. 

A veces es como si los redactores tuvieran que vender su humanidad para luego poder vender periódicos. Es importante cambiar. Las claves que hay que contar tras un suceso no tienen que ver con la vida de la víctima sino con las razones que han llevado a esa situación y lo que se debe hacer para evitarla en el futuro. Evitemos el morbo, como nos gustaría que lo evitaran si nosotros estuviéramos en la situación que contamos. ¿Nos gustaría que saliera una foto de mala calidad nuestra o de un familiar en la portada de un periódico diciendo "se ha matado con el coche"? ¿Con nuestro nombre y unas aficiones que posiblemente no nos representan? Pensemos un poco antes de levantar el teléfono y empezar a llamar.

Diario La Cámara
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario