Series.ly, una mafia en la red


Lo peor de que te roben es que se lucren con lo que te han quitado. Si ya es injusto que alguien te sustraiga algo por lo que tú habías pagado legalmente, todavía lo es más si esa persona vendiéndolo obtiene un beneficio. Bien, por si alguien no se había dado cuenta esto es lo que sucede en Internet. Parece que el cierre de Alta Films, las cancelaciones continuadas de series en la televisión y la conversión de antiguos cines de obras de autor en multisalas o, peor, su desaparición, parece que no es suficiente para que la gente se dé cuenta del daño que hace a día de hoy la piratería.

"Cobrar por material robado, acuerdos con empresas que despiden indiscriminadamente a su plantilla u ofrecer falsas ofertas de empleo a los parados son algunas de sus fuentes de ingresos"

Con la caída de Megaupload y el desarrollo de las leyes de propiedad intelectual en Europa parecía que el mercado ilegal de contenidos culturales se había estancado. Pero fue algo momentáneo. El resurgimiento del monstruo de Kim Dotcom o las trampas cada vez más sofisticadas de portales como Series.ly (dominio en Libia, no se lo pierdan) han provocado que de nuevo el sector se encuentre al borde de la quiebra. 

Series.ly, como explica la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual, muestra enlaces de descarga ilegal de películas a Rapidgator o Turbobit, entre otros, donde se da todo tipo de facilidades al usuario para que pueda desembolsar una cantidad de dinero y así "descargar mucho más rápidamente la película o serie. Una película que ha sido alojada sin autorización de los titulares de derechos de propiedad intelectual, los únicos que no percibirán nunca ningún porcentaje, ni siquiera pequeño, del pago que permitirá al usuario descargar más rápido la obra".

ACUERDOS CON EMPRESAS. Curiosamente Series.ly cuenta con un acuerdo comercial con una empresa de informática española, Blusens, que al igual que el portal se ha estado lucrando con este negocio ilegal. Una entidad que a comienzos de este mes anunció despidos para el 30% de su plantilla mientras seguía recaudando con el comercio de obras robadas. ¿Dónde se contabiliza el dinero obtenido gracias a la piratería? Como es evidente, los ingresos de un negocio oscuro quedan en lugares todavía más oscuros.

DINERITO FRESCO A COSTA DE LOS PARADOS. Como ya hemos explicado, Series.ly no es una ONG para que la gente pueda acceder a contenidos sino que es una gran mafia que gana millones de euros con obras robadas. Además del cobro a usuarios y suscriptores, la plataforma obtiene cuantiosas cantidades de dinero de la publicidad. Lo más sangrante de ésto es que cede sus redes sociales a empresas de dudosa legalidad que se aprovechan de las personas en paro. Por ejemplo, el pasado mes de agosto de 2012 publicaron una oferta de comercial que era un fraude. ¿Han sentido lo que es estar en el paro, no encontrar empleo, y que encima utilicen tu precaria situación para timarte?

Seguimos, Series.ly es una sociedad mercantil. Si, efectivamente, reconoce su ilegitimo papel de negocio. Desde la Asociación para el Desarrollo de la Propiedad Intelectual explican que "aunque el sitio funciona desde el verano de 2010, el primero de abril de 2011 inició sus operaciones la empresa que se encuentra detrás de Series.ly: Massive Dynamic Multimedia SL. En septiembre de 2011 la compañía acometió una ampliación de capital, y volvió a hacerlo en 2012". En concreto, ha obtenido grandes beneficios de las donaciones por SMS que muchos usuarios realizan para mantener la rapidez en la descarga de contenidos de forma ilegal.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario