DIARIO LA CÁMARA en el FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN


El actor australiano Hugh Jackman recibió ayer un merecido Premio Donostia en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián que hoy llega a su fin. El galardón es especialmente importante para Jackman, ya que un año después de irse con las manos vacías de los premios Oscar ha estrenado su mejor película hasta la fecha de la mano del canadiense Denis Villeneuve. La obra en cuestión, Prisioneros, es un thriller inteligente, magistralmente escrito y con dilemas morales imprescindibles en un momento en el que los principios cotizan a la baja.

'Prisioneros' comienza con un plano de un laberinto nevado de árboles, donde un ciervo muere tras un disparo. Hugh Jackman es un padre de familia que representa a la perfección aquella frase popularizada por Hobbes, crítica con el pensamiento de Séneca, que plantea al hombre como un lobo para el hombre. No porque sea violento de forma indiscriminada o carezca de conciencia, sino por la simple razón de que tiene muy claro que llegará hasta donde haga falta por su seguridad y la de su familia. En el otro extremo se encuentra el personaje de Jake Gyllenhaal, policía algo asqueado pero que todavía cree en la justicia y en la ley. Sin embargo, la presión y el caos supondrán pruebas de fuego para él y le obligarán a replantearse una y otra sus ideas.


Con un metraje que supera las dos horas y media, la obra de Villeneuve es prácticamente perfecta. No tiene un solo momento vacío, ni una conversación sin sentido. El realizador canadiense compone los planos de tal forma que el espectador viva dentro del filme, reflexione continuamente y se juzgue a sí mismo. La atmósfera en la que se desarrolla la historia es fría, agobiante, seca y oscura, una sensación que contagia al espectador gracias a una composición que roza la maestría del propio Alfred Hitchcock. Personalmente, desde 'Días de eclipse' y 'Fausto', ambas de Alexandr Sokurov, no había visto a ningún director manejar y transmitir sensaciones como lo hace Denis Villeneuve. 

VILLENUEVE, JACKMAN Y LUNA, EN SAN SEBASTIÁN. El director y el protagonista del filme se mostraron cercanos con la prensa y, en el caso de Jackman, especialmente divertido y atento con los miles de seguidores que le acompañaron a lo largo de la jornada. Tras recibir el Premio Donostia, el australiano salió del Kursaal, saludando de nuevo a sus fans, al igual que el miembro del jurado Diego Luna, que fue el encargado de entregar el galardón. La actriz Bárbara Goenaga, el crítico Carlos Boyero y los diseñadores Victorio y Lucchino también se dejaron ver en los alrededores. Por último, es imprescindible destacar hoy, último día del festival, al director de la muestra, José Luis Rebordinos, cuya gestión ha permitido mantener a San Sebastián al nivel de Cannes, Venecia o Berlín.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario