ESPECIAL IV Venecia 2013: El cine traspasa la pantalla


En Venecia pasan cosas. Bueno, en cualquier lugar pasan cosas, pero me refiero a durante el festival de cine. En una de las muestras más importantes del mundo puede ocurrir que uno de los más reputados directores japoneses de animación anuncie su retirada o que desembarquen dos bichejos amarillos, uno de ellos con cara de no saber muy bien dónde se encuentra.

Con esta introducción, que da pocas pistas acerca de lo que hoy vamos a hablar en este especial número cuatro del Festival de Venecia 2013 de DIARIO LA CÁMARA (en los tres anteriores anunciamos todas las películas a competición y hablamos de creadores y obras de otras secciones), queremos homenajear en cierta forma la influencia del cine en nuestras vidas. Como ya viene siendo habitual en este medio, nuestro objetivo vuelve a ser demostrar que el arte no es simple entretenimiento y que lo que vemos en una pantalla trasciende más que un informativo o un partido de fútbol.


En este sentido, consideramos importante recordar las palabras de director William Friedkin, reconocido con el León de Oro por su trayectoria este año. Friedkin tuvo muchos problemas con aquella obra que le dio fama internacional, El exorcista, debido a una importante discrepancia de pensamiento con el autor de la historia original, William Peter Blatty. Este último quería un trasfondo más religioso, con un mal metafísico que inundara la pantalla, mientras que Friedkin apostaba por la ambigüedad, por no dar al espectador todo hecho. Controversias como éstas no sucederían si el cine fuera un entretenimiento más.

El también director de The French Connection y de The Hunted, tras recibir el galardón, hizo hincapié en la importancia del cine, en su necesario papel para mostrar cómo está el mundo y cómo debería cambiar. "Las naciones no pueden vivir aisladas, tienen que encontrar la forma de respetar las otras culturas (....) Estados Unidos amenaza Siria, Israel a Irak, los rusos...todo el mundo amenaza a todo el mundo. Recuerda a la Segunda Guerra Mundial, pero ahora hay armas nucleares, por primera vez en la historia, un solo hombre "puede acabar con la civilización tal y como la conocemos", defendió. 

"Es ahí donde el cine tiene una función, la de ayudar a buscar la manera de convivir, ya que no existen superhéroes que nos puedan salvar, sólo gente corriente. La única solución posible pasa por la aparición de un Gandhi o un Martin Luther King jr. y por entender que Estados Unidos no puede actuar como la policía del mundo", añadió. Estas frases llegan en un momento clave, en el que el cine se está convirtiendo en la forma de expresión más importante mientras los gobernante miran para otro lado y lo consideran un medio más para pasar el rato.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario