Ulrich Seidl, Europa busca el 'Paraíso'


Bajo un método compuesto por 10 reglas, el austriaco Ulrich Seidl presentó consecutivamente entre 2012 y 2013 su trilogía Paraíso en los festivales más importantes del mundo, Cannes, Venecia y Berlín. Las historias, no aptas para algunas sensibilidades, describen casi a modo documental la vida de tres mujeres de una misma familia que decidirán pasar sus vacaciones olvidando lo que son y buscando escapar de la realidad.

En la primera de las películas, Amor, su protagonista, Teresa, se introduce durante una viaje a Kenia en el mundo del turismo sexual. Una relación esclavista que a largo plazo impide progresar a los países en vías de desarrollo y crea un espejismo romántico en las 'clientas' europeas. La historia, magníficamente contada, es la sucesión de ilusiones y fracasos en torno a unos sentimientos que en estos países se convierte en una gran mentira adoptada por las turistas. Además, la obra muestra a la perfección el vació intelectual al que camina Europa, dominado por el rechazo a conocer la realidad pero, a la vez, con una aceptación casi absoluta a los modelos físicos que se nos imponen en los medios. Teresa no solo no encontrará el amor en Kenia, un paraíso que resultará ser tan artificial como las promesas que los lugareños hacen a las llamadas 'sugar mamas', sino que descubrirá que en su día a día vive en la soledad más absoluta.

Fe, la segunda parte de la trilogía, comienza como Amor, relatándonos cómo se gana la vida la protagonista. En este caso, la película sigue la vida de Ana Maria, la hermana de Teresa y el único personaje que vemos en los tres filmes. Ana María, especialista en rayos X en un hospital, decide no irse de vacaciones a ningún sitio y dedicar sus días libres a acudir a diferentes hogares para convertir a los austriacos en un pueblo creyente. Sin embargo, este plan se verá truncado por la llegada de su marido, un musulmán egipcio que tras un accidente vive en una silla de ruedas. Él ha estado fuera mucho tiempo y no sabe que su mujer se ha convertido en una personas muy religiosa, en parte para olvidarle. Los choques entre ellos, la crueldad que ambos muestran hacia el otro, convierte a Fe en la entrega más dura y compleja de la trilogía. Atenta y servicial, pero incapaz de comportarse con su marido como pide a los demás que traten a su prójimo, la protagonista entrará en una crisis de fe que le demostrará que, al igual que Teresa, ha utilizado un simple pretexto para huir de sí misma.

Paraíso cierra la trilogía con Esperanza, la más breve y menos agresiva visualmente de las entregas. A pesar de que la historia de Esperanza sigue el marco común del resto de obras de Seidl  sus momentos de mayor dureza no llegan a los extremos de Fe y Amor. El cierre de la trilogía relata las vacaciones de la hija de Teresa y sobrina de Ana María, Melanie, que es enviada a un campamento para niños obesos. Poco a poco, Melanie descubrirá que la obesidad no es el único problema que comparte con sus compañeros y que todos pertenecen a familias destruidas y con grandes problemas de conexión entre padres e hijos. Además, conocerá su primer amor, el médico del campamento, un hombre atractivo y amable pero 40 años mayor que ella. Posiblemente Esperanza es, como su título indica, la más esperanzadora de las tres entregas, una historia de un amor imposible que deja la puerta abierta a un cambio a mejor. Al contrario que en Amor y Fe, Melanie no acaba tan destruida como sus familiares, tiene la posibilidad de avanzar hacia un futuro en el que la Europa descrita por Seidl se enfrente a sus errores en vez de intentar esconderlos.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario