Tres escritores españoles, en el Festival de Literatura de Gibraltar


Tres escritores españoles visitaron a finales del mes pasado Gibraltar para acudir al Festival Internacional de Literatura celebrado en dicho territorio. En concreto se trata de Victor J. MaicasFernando Pérez Sanjuán y Carmen Cordero Amores. Tanto Maicas como Pérez Sanjuan han participado en las entrevistas de DIARIO LA CÁMARA. 

Además, el autor castellonense ha ejercido como columnista en nuestra sección de opinión, cabe recordar su emotivo artículo dedicado a José Luis Sampedro tras su fallecimiento, sus colaboraciones en otros especiales de nuestro medio como el reportaje sobre el día del libro, en el artículo colectivo de creadores La cultura enterrada, en el análisis de la última huelga general y en el encuentro La cultura contra la crisis.

Según han informado a Diario La Cámara desde Más Cultura Castellón, Maicas ha disfrutado de "una de las experiencias más gratificantes que le ha aportado su carrera literaria". El primer Festival Internacional de Literatura de Gibraltar es un evento literario de máximo nivel en el que han compartido cartel con personajes de la talla internacional del hispanista Paul Preston, entre otros. El encuentro organizado en colaboración con la prestigiosa Universidad de Oxford ha contado con la presencia de 80 escritores y escritoras, que desfilaron por este evento que ha dejado una huella imborrable en estas tres plumas nacionales.

A continuación recordamos un fragmento de la última entrevista que realizamos a Maicas cuando presentó en Diario La Cámara su novela Mario y el reflejo de la luz sobre la oscuridad, donde trató temas de actualidad como el movimiento 15-M o las alternativas al neoliberalismo económico, y nuestro encuentro con otro escritor presente en Gibraltrar, Fernando Pérez Sanjuán.

FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA A VICTOR J. MAICAS

¿Cómo ha representado el movimiento 15-M en esta novela?

En varias ocasiones he comentado que quizá uno de los mayores privilegios que tenemos los escritores es tener la capacidad de contar con palabras todo aquello que sucede a nuestro alrededor. Y en mi caso, como supongo que en el de otros muchos, es poder contar esa realidad que ven nuestros ojos con la mayor honestidad posible. Así pues, en esta novela he intentado reflejar a grosso modo todas aquellas cosas relevantes que vi en las asambleas que tuvieron lugar en las plazas públicas de forma diaria, así como también las principales demandas que los miles y miles de indignados pedían a nuestros gobernantes para cambiar el penoso rumbo que estaban tomando los acontecimientos.

¿Cree que este movimiento pasará a la historia o se quedará en una anécdota de un par de años?

La historia, en un primer momento, siempre la suele escribir el vencedor. Pero precisamente es también la propia historia la que nos demuestra que a la larga la verdad suele salir, de una forma u otra, a relucir. Hay muchos ejemplos de lo que estoy diciendo, y uno de ellos puede ser aquella visión heroica que se daba de conquistadores como Hernán Cortés o Pizarro. O más recientemente, la visión idílica y paternalista que se daba en plena dictadura de la imagen de Franco, algo que evidentemente ha cambiado en la actualidad. Digo esto porque, aunque en la actualidad son muchos a quienes no les interesa resaltar la importancia que ha tenido este movimiento (me refiero a una gran parte de los políticos y a los lobbys económicos que los dominan), de lo que no me cabe ninguna duda es de que el 15-M supuso un punto de inflexión en cuanto a la forma de ver la sociedad por parte de muchas de aquellas personas que jamás se habían interesado por determinados temas. Evidentemente había ya gente muy concienciada que salió a la calle, pero lo mejor de todo fueron esas otras miles y miles de personas que comprendieron que para cambiar las cosas, la mejor solución no era quedarse en casa. Empezaron a ir a las asambleas, a las que por cierto toda la sociedad estaba invitada a participar, y de forma razonada comenzaron a debatir democráticamente todas esas otras soluciones que desde el poder evitan que se lleguen a saber. Y sí, claro que pasará a la historia, y prueba de ello es que el movimiento no se quedó en algo local, sino que llegó a otros países de nuestro entorno e incluso a los EE.UU. 

¿Cuál es el hilo conductor de su nueva novela?

Esta novela nos relata cómo y de qué forma un ser humano es capaz de resurgir de sus cenizas. Roberto, un joven e idealista periodista, ve cómo todo su mundo se ha derrumbado. Ha sufrido una dolorosa ruptura sentimental y, cuando decide refugiarse en su trabajo, es despedido como consecuencia del contenido de algunos de sus artículos que no son bien vistos por determinadas élites de poder. Y es entonces cuando aparece Mario, un reconocido reportero de 65 años que no sólo lo sacará del ostracismo, sino que provocará que la vida de Roberto dé un giro de 180 grados. Volverá a sentir el valor de la amistad, encontrará de nuevo el amor junto a Sonia, y verá reforzada su rebeldía con la aparición del movimiento 15-M, el cual provocará que de nuevo se sienta con fuerzas renovadas para seguir denunciando la precaria situación social en la que cada vez viven más y más ciudadanos. Esta novela es, entre otras cosas, una historia de superación personal y una crítica al neoliberalismo económico, además de una denuncia a esa tan comentada manipulación informativa que existe en la actualidad.

En su novela habla de periodismo. ¿Qué opina de la situación actual de los medios?

Muy lamentable. Creo que a nadie se le escapa la manipulación informativa que existe en los grandes medios de comunicación, los cuales, evidentemente, siguen las pautas que les marcan los que actualmente ocupan el gran poder. Y lógicamente no me refiero sólo a los públicos (no hay más que ver lo que está sucediendo en nuestro país con RTVE), sino también a los privados, lo cual se puede comprobar, además de viendo la información parcial e interesada que ofrecen, comprobando quiénes son los grandes accionistas de estos medios. A la ciudadanía que intenta averiguar el verdadero porqué de las cosas ya sólo le queda la opción de informarse por medio de las redes sociales y a través de pequeños medios independientes (tal y como digo precisamente en mi novela), qué es realmente todo aquello que está aconteciendo. Recuerdo que durante el 15-M, y ahora recientemente también con la convocatoria del 25-S, había más información de lo sucedido realmente en los medios de comunicación extranjeros que en nuestro propio país. Tal y como digo en la novela, fue curioso comprobar durante el nacimiento del 15-M que, a pesar de tener la noticia a la vuelta de la esquina, los grandes medios de comunicación evitaban por todos los medios hacer un seguimiento pormenorizado de la situación aun habiendo miles y miles de personas en la calle mostrando su malestar, mientras que dichos medios de comunicación no ahorraron en gastos a la hora de desplazar a muchos de sus periodistas a El Cairo para darnos constantemente toda la información de lo que estaba sucediendo en las revueltas del Norte de África. Con esto no quiero decir que aquella noticia no mereciera la importancia que se le dio, sino que lo paradójico es que las revueltas que precisamente afectaron de forma directa a la población de nuestro país, por lo que parece no estaban dispuestos a difundirlas. Evidentemente no les interesaba remover las conciencias de los todavía “no concienciados”, de ahí que muchas informaciones que se dieron en ciertas televisiones privadas consistieran en calificar a los indignados como “perroflautas”, “antisistema” o simplemente “amantes de la juerga y el botellón”.

ENCUENTRO CON FERNANDO PÉREZ SANJUÁN

En primer lugar como al resto de escritores que están pasando por nuestro diario debemos preguntarle acerca de esa razón última que le lleva a escribir. Sin embargo, Pérez Sanjuán “no se plantea el fin último que pueda tener o no la novela. Sin embargo, una vez finalizada puede que, pretendiéndolo o no, se haya conseguido un determinado objetivo. En Gemelos está presente la dualidad entre genética y entorno, polémica que hace reflexionar al lector sobre nuestra propia sociedad. Por su parte, Insana Curiosidad plantea la existencia de mundos yuxtapuestos como puede ser el de las personas honradas y el de los delincuentes, y cómo queda marcado aquel que se sale de su ámbito y se interna en el otro”. 

La Gobiernos que están “liderando” la lucha contra la crisis no dejan de recortar en un tema tan importante como la cultura. Para nuestro autor “la crisis ha existido siempre. Los romanos, los griegos… también tenían sus crisis. La cultura no es algo externo a ese concepto porque, como esponja de una situación, también lo refleja. El problema es que hoy se echan en falta grandes filósofos, grandes artistas, grandes autores porque hay demasiadas personas que irrumpen en estos campos aprovechando el momento coyuntural y eso se suma a la propia crisis. Es el ojo de un huracán que se alimenta a sí mismo”. 

Y ahora pasamos a las recomendaciones, hablemos de aquellos artistas, escritores o intelectuales que deberíamos leer. “Normalmente me inclino por la literatura clásica, ensayos filosóficos y científicos. Referente a novela, un autor contemporáneo sería Noah Gordon; eso sí, determinadas obras.En cuanto a ciertos artistas ya consagrados o en camino de la consagración, es mejor no hacerles demasiado caso porque han perdido la fuerza de sus palabras a la vez que alcanzaban la fama. Y, de los políticos prefiero no hacer comentario alguno.

Por último, ¿tiene proyectos futuros? Los sueños siempre están presentes, pero a mi edad he aprendido que la frase del famoso John Lennon tiene gran versatilidad: La vida es lo que te acontece aunque te empeñes en lo contrario.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario