ELECCIONES EN CHILE: Segunda vuelta


Las candidatas de Nueva Mayoría (opositora) y de la Alianza (gobernante) , Michelle Bachelet y Evelyn Matthei, respectivamente, se enfrentaron ayer en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales chilenas. Bachelet se convirtió de nuevo en presidenta mientras que Matthei no consiguió un cambio de tendencia en los sectores del centro.

El pasado 17 de noviembre, ambas concurrieron a las urnas, junto a otros siete candidatos. Entonces, Bachelet se quedó a solo cuatro puntos del 50% de los votos necesarios para ganar las elecciones. Aún así, se consolidó como la primera en la carrera presidencial, ya que Matthei, la segunda más votada, solo se adjudicó un 25% de las papeletas. Ahora, la candidata de la derecha intenta arrastrar el voto de los candidatos que se han quedado fuera, mientras que Bachelet solo tendrá que mantener a los votantes que atrajo hace poco menos de un mes y sumar unos pocos más, para lo que ha contado con la ayuda de los ex candidatos presidenciales Alfredo Sfeir y Franco Parisi. Ambos han pedido públicamente a sus seguidores que apoyen a la líder izquierdista en este balotaje.

PROMESAS Y DECLARACIONES. Bachelet, de 62 años, se presenta con la promesa de "cambiar el rostro de Chile" para que el crecimiento económico, ejemplo de toda América Latina, sirva para acabar de una vez por todas con las desigualdades sociales, en un país donde la brecha entre ricos y pobres, lejos de reducirse, se ha acentuado por el inmovilismo de Gobierno y Congreso.  Así, ha apostado por una reforma constitucional a fondo con el fin de desprenderse de la Carta Magna heredada del régimen castrense, que, a pesar de que ha sido remendada en democracia, todavía adolece de graves defectos. Su pretensión es incluir un amplio catálogo de derechos fundamentales y crear un sistema electoral realmente representativo.

También ha propuesto otras dos grandes reformas. Por un lado, la educativa, respondiendo al clamor popular por una educación pública, gratuita y de calidad, con la que pretende garantizar el acceso universal a todos los niveles educativos y eliminar progresivamente la financiación y el lucro privados. Por otro lado, ha pensado una reforma fiscal basada en "que los que más tienen paguen más" y en "un tratamiento similar de las rentas del trabajo y del capital" con la que espera recaudar el equivalente a un tres por ciento del PIB para financiar los 15.000 millones de dólares que necesita para implementar su programa de Gobierno.

"Si votaste por mí y llevas a alguien que no votó en la primera vuelta, ¡Sí se puede!", dice la ex ministra de Trabajo del Gobierno de Sebastián Piñera en un anuncio que incluye el popular lema del presidente estadounidense, Barack Obama, para la campaña electoral de 2008. Consciente de este reto, la candidata oficialista renovó su equipo de campaña electoral tras la primera vuelta, lo que ha supuesto una mayor apuesta por los programas sociales, sobre todo en lo relativo a las políticas de igualdad, y en una mayor definición de su discurso conservador.

En concreto, Matthei ha subrayado su alineación ideológica con la Iglesia Católica, profundamente influyente en Chile. "No se va a hacer nada que vaya en contra de la Biblia", dijo tras un encuentro con líderes religiosos, en alusión a las políticas sobre el matrimonio homosexual, el aborto y la eutanasia que propugna Bachelet. También ha insistido en que la reforma fiscal que busca la izquierda solamente conseguirá frenar el crecimiento económico que ha experimentado el país sudamericano. "Cuando se abre el espacio a que las reglas del juego cambien sustancialmente, la inversión se paraliza. Es obvio", ha alertado.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario