La ciudadanía europea en tiempos de crisis, por Diego López Garrido (dir.)


La Fundación Alternativas y Friedrich-Ebert-Stiftung presentaron esta semana el III Informe sobre el estado de la Unión Europea: La ciudadanía europea en tiempos de crisis, dirigido por Diego López Garrido. El estudio, que analiza la coyuntura europea y presenta recomendaciones para combatir la desafección política y lograr una unión política que combine desarrollo e igualdad social, y sitúe a la Unión Europea en el liderazgo mundial que le corresponde, compendia una docena de textos autoría de los principales analistas nacionales y extranjeros.

La ciudadanía europea en tiempos de crisis
por Diego López Garrido (Director del informe), 
Michael Ehrke (Delegado de la Friedrich-Ebert-Stiftung en España
), Nicolás Sartorius (Vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas), José María Beneyto (Diputado del Grupo Popular en el Congreso
), Ignacio Fernández Toxo (Presidente de la Confederación Europea de Sindicatos) y 
Soledad Gallego Díaz (Directora adjunta del diario El País y patrona de la Fundación Alternativas)

Las recomendaciones recogidas en este III Informe sobre el estado de la UE: La ciudadanía europea en tiempos de crisis y alternativas a la gobernanza europea, debatidas por el Consejo de Asuntos Europeos de la Fundación Alternativas, se resumen como sigue:

Las ciudadanas y ciudadanos europeos
    
Para mejorar la legitimidad democrática de la Unión Europea (UE), una vez constituido el Parlamento Europeo (PE), el presidente del Consejo Europeo deberá realizar consultas formales con los líderes de los grupos parlamentarios y presentar después al Consejo Europeo el nombre del candidato a presidente de la Comisión que deberá coincidir con el candidato del grupo más votado- para su investidura por el PE.
    
El Consejo Europeo debe volver a poner en vigor, antes de la constitución de la nueva Comisión, la reducción del número de Comisarios a dos tercios de los Estados Miembros
    
Habilitar al presidente de la Comisión para presentar propuestas al Consejo Europeo sobre el puesto de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad.
    
Incluir la posibilidad de votar una moción de censura constructiva sobre el presidente de la Comisión, por mayoría cualificada
    
Para mejorar el funcionamiento democrático de las instituciones, el Consejo Europeo ha de aprobar las grandes orientaciones políticas de la Unión evitando tomar decisiones de carácter ejecutivo en aplicación de los Tratados, excepto en asuntos que tengan un carácter exclusivamente intergubernamental.
    
Conviene otorgar al PE la iniciativa legislativa plena, independiente de la Comisión, e instituir un formato del PE solo con representantes de los Estados miembro de la zona del euro para tratar de los asuntos relativos a la moneda única.
    
Han de arbitrarse procedimientos ágiles y resolutorios para sancionar las violaciones de la Carta de Derechos Fundamentales, potenciando el trabajo de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE, y se involucrará al Tribunal de Justicia y al PE cuando sea necesario.

Las ciudadanas y ciudadanos europeos
    
Hay que otorgar un particular énfasis a la integración política de los ciudadanos que se encuentran en otros países europeos distintos al suyo. A fin de dar un nuevo impulso a la dimensión participativa de la ciudadanía europea, ha de concederse el derecho a votar en elecciones generales a los ciudadanos europeos que hayan residido legalmente cinco años en un país de la Unión.
     
A partir de dos años de trabajo en un país de la UE distinto al originario, el trabajador debe tener derecho a buscar un nuevo empleo durante seis meses si ha perdido el suyo, e indefinidamente si ha trabajado cinco o más años. Este es el modo de crear un mercado laboral europeo único paralelo al mercado único
    
La Unión debe impulsar una campaña transnacional para combatir la violencia contra la mujer y contra los niños, promoviendo una reforma en los códigos penales
    
La Unión debe revisar el esquema de funcionamiento de la Iniciativa ciudadana europea de forma que sea más eficaz y atractiva
    
Se deberá lanzar periódicamente una campaña divulgativa en todos los Estados miembro para dar a conocer mejor la actividad de las instituciones
    
La Comisión y, en su caso, el PE deberán establecer mecanismos de participación y consulta ciudadana, a través de las nuevas tecnologías de la comunicación.

Políticas de inmigración
    
Hay que incrementar hasta el 0,7% del Producto Interior Bruto la ayuda al desarrollo en los países de origen de las migraciones.
    
Hay que poner los medios necesarios, por parte de la UE, para construir, en los países de origen y tránsito, un sistema de gestión de las migraciones que no se centre en la contención policial de los movimientos migratorios, sino en la información, la formación, la atención social, la concesión de visados y la intervención de organizaciones no gubernamentales.
    
Se debe rechazar la colaboración policial de los países de origen o tránsito en el control de la migración irregular cuando no estén garantizados los comportamientos basados en el pleno respeto de los derechos humanos.
    
Hay que reforzar la lucha contra la trata de seres humanos en todos sus mecanismos: prevención, identificación de las víctimas, reparación, persecución de los tratantes, etcétera, atendiendo a los estándares que establece la Directiva de 5 de abril de 2011. 

    
Deben abrirse vías de acceso a territorio europeo para los solicitantes de asilo.
    
Hemos de recomendar que los Estados miembro suscriban la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores migrantes y de sus familiares.
    
Hay que establecer un Presupuesto de la UE en apoyo a los países fronterizos dentro del territorio de la Unión, para así compartir solidariamente la carga de la política migratoria, que hoy soportan en solitario países como España, Italia, Grecia o Malta.

Políticas de crecimiento y empleo
    
Las instituciones europeas deben impulsar las políticas económicas que den prioridad real al crecimiento económico y la creación de empleo, especialmente en aquellos Estados miembros los que existe más paro. Para ello deberán promover el crecimiento de la economía productiva mediante políticas expansivas por parte del Banco Central Europeo (BCE) y de los EE. MM. con mejor situación económica, y lanzar un programa de inversión masiva, un auténtico Plan Marshall intraeuropeo, dirigido sobre todo a las pequeñas y medianas empresas (pymes) y a promover el I+D+i, incluyendo un ambicioso plan de infraestructuras europeas, y un programa subvencionado de formación de empresas.
     
El BCE tendría que seguir la estela de otros bancos centrales y recurrir a medidas no convencionales para incentivar el crédito, como cargar intereses sobre los depósitos bancarios en el BCE, establecer objetivos de préstamo, o incluso la compra directa de activos a los bancos condicionada al aumento de créditos a particulares y Pymes.
    
El acuerdo sobre la unión bancaria alcanzado en marzo de 2014, aunque positivo, es claramente insuficiente y está lejos de las necesidades reales de la zona del euro. Es necesario que se corrijan algunas de las deficiencias más notables: en particular, el Mecanismo Único de Resolución debe ser integrado en la arquitectura europea, contar con un proceso de decisión rápido y libre de interferencias políticas, y el periodo de creación y mutualización del Fondo Único de Resolución debe ser reducido, y dotado de un acceso claro a los fondos del Mecanismo Europeo de Estabilidad.
    
La próxima legislatura europea 2014-2020, tras las elecciones de mayo de 2014, tendría que suponer la culminación de la arquitectura económica y monetaria europea, que implique la creación de un verdadero tesoro europeo, con capacidad de emitir a medio plazo eurobonos, entre otras.

Modelo social europeo
    
Es necesaria la definición de un modelo de desarrollo sostenible más firme, inducido por los salarios y la demanda, que esté orientado a garantizar los salarios reales y a explotar al máximo el margen de maniobra que brinda la productividad. En los países del este y el sur de Europa debe detenerse el continuo descenso de los salarios reales y volver a una senda salarial que permita un crecimiento de la demanda privada.
    
Para poder establecer una política salarial alternativa en Europa es necesaria una garantía institucional que no se base en la destrucción, sino en el fortalecimiento y la consolidación de los sistemas de negociación colectiva sectoriales y suprasectoriales, como se reclama desde la Organización Internacional del Trabajo.
Proponemos crear un seguro de desempleo en la zona del euro, complementario del nacional, ante choques asimétricos
    
Debe establecerse un salario mínimo interprofesional europeo, proporcionado a las condiciones económicas de cada país, con igualdad de remuneración entre hombres y mujeres
    
Hay que revisar los procedimientos de los instrumentos existentes del diálogo social europeo, en particular de la Cumbre Social tripartita y del Diálogo macroeconómico del alto nivel, para hacerlos más efectivos y promover la restauración del valor de la negociación colectiva y del diálogo social en los ámbitos nacionales afectad
    
Sería muy necesaria una acción específica urgente para acercarse al objetivo de reducción de la pobreza de la Estrategia Europa 2020. Una de las vías sería incrementar sustancialmente los recursos del Programa Progreso y buscar su aplicación afectiva en los Estados más necesitados con la participación de los interlocutores y las organizaciones de la sociedad civil.

Tras las elecciones al Parlamento Europeo


Tras las elecciones al PE de mayo, y una vez configuradas las principales formaciones en la Eurocámara y las posibles alianzas, se debería convocar un gran pacto político parlamentario para fomentar políticas de crecimiento y de cohesión social en Europa.
    
Proponemos convocar una Convención Europea, como germen de una legitimidad renovada, para fijar una nueva dinámica entre método comunitario e intergubernamentalismo, planteándose las reformas de los Tratados necesarias en dirección a una Unión Política federal.
Para futuras elecciones al PE, los partidos políticos deberían confeccio
nar listas para toda la UE, y no solo nacionales como hasta ahora.
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario