COLABORACIÓN: Europa no acaba aquí


Europa no acaba aquí
por Jaime Aznar*

Estamos demasiado acostumbrados a los mensajes de tamiz institucional, como para poder interiorizar la magnitud del proyecto europeo. Estas elecciones tienen que ser ante todo un punto de inflexión para recordar que esta Unión la hacemos entre todos y que debemos ser exigentes con ella día a día.

Desde 1951, diversas fórmulas, gabinetes y proyectos se han sucedido hasta el momento presente, en el que la crisis nos ha hecho despertar a la realidad de los asuntos públicos. Enfrentados a una circunstancia incómoda, asfixiante en muchos casos, la sociedad demanda un sistema alternativo para afrontar sus problemas y una mayor democratización para lograrlo. No hace falta recordar como la Troika (CE+BCE+FMI) ha tomado decisiones transcendentales carentes de consenso, y como el Parlamento Europeo, desde sus modestas competencias, a impulsado una investigación que fiscalizará por fin el alcance de dichas medidas. En efecto, la eurocámara es el instrumento que defiende nuestros intereses y gracias al cual hemos podido modificar los principios de la Unión Bancaria, lograr un fondo de rescate a partir de los beneficios de los bancos, aprobar una Tasa a las Transacciones Financieras, así como bloquear el intercambio de datos bancarios con Estados Unidos tras el escándalo destapado por Edward Snowden. No obstante nuestro parlamento sigue sin tener las atribuciones de una cámara nacional, y por eso debemos empujar entre todos para lograr un empoderamiento más que necesario.

Hay muchas cosas que no funcionan como deberían, es cierto, pero contamos con sólidos principios que debemos hacer valer para lograr superar nuestros déficits actuales. Textos como la Carta de Derechos Fundamentales o el Tratado de Lisboa, nos legitiman para exigir lo que algunos consideran utópico. La reforma del pacto de estabilidad,  la mutualización de la deuda o el diseño de un verdadero gobierno económico son alguno de esos objetivos  al alcance de la mano. Todo ello se consigue votando el 25 de mayo, pero también yendo más allá. La Unión Europea continuará después de las jornadas electorales que desde el jueves se vienen sucediendo. No debemos posponer ni un minuto más el nacimiento de una Unión Social y Ciudadana, que exija a Bruselas un mayor compromiso para con los millones de europeos que siguen sumidos en la incertidumbre. Por otro lado, debemos crear las sinergias necesarias para que movimientos sociales y sindicatos se europeícen definitivamente, convirtiéndose en protagonistas necesarios de los cambios que aún estar por venir… Europa no acaba este domingo, más bien empieza.

*Doctorando en Historia
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario