OPINIÓN: No habrá recuperación sin empleo de calidad


No habrá recuperación sin empleo de calidad
por Cándido Méndez*

Celebramos este Primero de Mayo inmersos en las consecuencias que nos han deparado estos años las políticas de austeridad, que han derivado en el aumento del paro, las desigualdades, el empobrecimiento y el recorte de los derechos sociales y laborales, además del deterioro de la cohesión social y de un indudable desprestigio de las instituciones nacionales y europeas.

El Gobierno y las entidades financieras hablan de recuperación, pero resulta miope basar esta recuperación en lecturas excesivamente positivas de datos macroeconómicos que arrojan algunas mejoras (o, en su defecto, menos negativas) pero que son de corto alcance. Puede que estemos saliendo de la recesión, pero no se ve aún el final del túnel de la crisis. Por eso, el hecho de que la prima de riesgo haya bajado y que estemos en crecimiento económico positivo no debería interpretarse como el inicio de una recuperación económica, ya que puede conducir a un espejismo nocivo para la ciudadanía, en general, y para los trabajadores en particular, puesto que no se ha reflejado en el mercado de trabajo.

Tras seis años de crisis, el desempleo continúa en niveles insostenibles (casi 6 millones de parados) y la calidad del empleo está sufriendo un claro deterioro, puesto que se ha buscado el crecimiento en actividades de baja productividad y escaso nivel añadido. Además, ha aumentado el subempleo y se ha mermado la calidad de vida de los ciudadanos, y la devaluación salarial y de las pensiones a la que asistimos está produciendo, a la par, una devaluación social.

Solo podremos hablar de recuperación cuando ésta sea percibida de manera real por las familias de nuestro país, y eso no va a pasar si se continúa por este camino de recortes y contrarreformas sociales inaceptables, que solo producen mayores desigualdades económicas y sociales y nos perpetúan en el pozo del estancamiento económico.

Resulta peligroso dejarse tentar por la conclusión de que esta política de austeridad y de ajuste que se ha practicado será la que nos lleve a salir de esta situación, más aún cuando las instituciones europeas están supeditadas a la estrategia de recuperación de los países acreedores y no a la de los países deudores, que son los del Sur de Europa, de forma tal que se está imponiendo una política deflacionaria de crecimiento económico muy débil y con destrucción de empleo notable en lugar de implementar otra de relanzamiento económico y creación de empleo, que es la que verdaderamente necesitamos.

Ahora, en la precampaña electoral al Parlamento Europeo, los partidos políticos deberían explicarnos qué van a hacer en relación a los altos niveles de deuda pública, porque es un problema muy serio que puede lastrar nuestra recuperación y condenarnos a niveles de crecimiento anémicos con altos niveles de desempleo.

No hay que perder de vista que, en 2007, los ciudadanos españoles debíamos por persona 8.400 euros. En la actualidad, esa cifra alcanza casi los 21.000 euros. Y éste no es un fenómeno que afecte solo a nuestro país. En la eurozona ocurre algo parecido, ya que, en 2007, la deuda pública por persona estaba en torno a los 18.000 euros y ahora está en los 28.000 euros.

Los sindicatos, tanto en España como en Europa, tenemos alternativas. La Confederación Europea de Sindicatos (CES) ya ha planteado un Plan de inversión para el crecimiento sostenible que destine 250 millones de euros (una cuarta parte de lo que se ha destinado para salvar a las entidades financieras) con el fin de crear 11 millones de empleos de calidad y asegurar el futuro a la población europea.

En nuestro país, la Unión General de Trabajadores ya ha presentado y explicado las suyas. Alternativas para un cambio de modelo de crecimiento basado en más protección social, el fortalecimiento de servicios públicos (sobre todo en educación y sanidad), la renovación energética, más inversión en infraestructuras o el impulso a la política industrial, pero, sobre todo, situando en el centro de las políticas a los trabajadores en desempleo, que son los que verdaderamente están sufriendo esta crisis y los que nos marcarán, de manera real, el momento en el que iniciemos la senda de la recuperación.

*Secretario general de UGT
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario