“Parar el reloj y buscar el consenso" en la reforma constitucional


“Parar el reloj y buscar el consenso”. Nicolás Sartorius, vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas, ha alentado así la voluntad política y ciudadana de los españoles para iniciar el debate sobre la reforma de la Constitución, en la presentación  del libro Pautas para una reforma constitucional: un informe para el debate (Aranzadi, 2014), hoy en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, en un debate moderado por la periodista y directora de Babelia (El País), Berna González Harbour.

“El Grupo de los 20”, como calificó Diego López Garrido, diputado socialista y catedrático de Derecho Constitucional, al comité de sabios que han puesto en práctica la “búsqueda de consenso como resultado y no como condición” al definir conjuntamente una batería de propuestas para modificar la Carta Magna. 

Los expertos se muestran convencidos de la posibilidad de llegar a acuerdos, razón que les ha persuadido para editar sus reflexiones. Pautas para una reforma constitucional: un informe para el debate (Aranzadi, 2014), el libro que recoge el consenso de este grupo de constitucionalistas de distintas tendencias pero coincidentes en la urgencia de “modificar aspectos de la Carta Magna para suplir el déficit constitucional de un texto que responde a los retos de 1978 y no a los actuales”, explicó Javier García Roca, coordinador de la obra, quien ha destacado la voluntad conciliadora de los expertos ante la actualidad del país, cuando las Constituciones “se formulan reformándolas”, insistió López Garrido.

García Roca, quien tomó como referencia el modelo federalista alemán, apostó por limitar las asimetrías para un correcto funcionamiento administrativo del Estado. “No es necesario el acuerdo previo pero sí la necesidad de llegar a acuerdos aunque haya que transigir”, resumió.  

El estudio, gestado al margen de partidos políticos y elaborado sin financiación alguna, pasa revista, siguiendo el orden del texto Constitucional, a la cláusula europea, los derechos fundamentales, el sistema electoral del Congreso y del Senado, las funciones de una Cámara territorial, la Corona, el sistema parlamentario, el Gobierno, el Poder Judicial, el Tribunal Constitucional, el Estado autonómico –competencias y financiación- y el propio procedimiento de reforma. 

Reforma que será “por consenso o no será”, insistió Nicolás Sartorius, quien también subrayó la necesidad de ir tejiendo complicidades cara a la próxima legislatura, para lo que apreció como fundamental el debate en la sociedad  y el diálogo entre partidos políticos, antes de someterlos al voto de los ciudadanos.

Para el vicepresidente ejecutivo de la Fundación Alternativas, “Cataluña no se arregla con un apaño institucional”, sino dando respuesta a través de la sugerida reforma constitucional “que no convencerá a independentistas radicales pero que confortaría a una mayoría de la sociedad catalana que quiere seguir en España”, explicó. 

Los autores de Pautas para una reforma constitucional requieren introducir la construcción europea como objetivo de España al articulado constitucional y transformar además en derechos fundamentales derechos sociales como el derecho a la propiedad familiar, a imagen de la Unión Europea, sanidad, pensiones y otros derechos sociales.  Insisten también en reformar el título VIII en un sentido federal y convertir así el Senado en una auténtica cámara territorial, lo que permitiría aclarar las competencias entre la Administración central y las autonómicas y apuntan a una reforma de la Ley Electoral para dotarla de mayor proporcionalidad.

Los expertos incidieron en la separación efectiva de poderes, ayudados de “mecanismos que impidan la renovación del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte de los partidos políticos”, precisó Diego López Garrido, “dotando de mayor papel del Parlamento e impidiendo la creación de comisiones de investigación parlamentaria por la mayoría”.

En la misma línea, José Tudela Aranda, letrado de las Cortes de Aragón, se refirió a la financiación como una materia imprescindible en la Constitución española, apostando por un mínimo acuerdo también en esta materia en la línea de un sistema de financiación federal basado en la cooperación. 

“Entendemos que el consenso es válido y entendemos que ya hay un camino recorrido”, destacó  a su turno Itziar Gómez Fernández, profesora titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Carlos III y coatuora del informe, como refuerzo a la opinión de los otros ponentes. A su juicio, la reforma constitucional será un hecho cuando todos los partidos políticos españoles hayan hecho su relevo generacional. “Por edad, los nuevos líderes nunca votaron la Constitución y eso da cierto desapego”, apuntó. 
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario