"Esto va a saltar por los aires"


“Esto va a saltar por los aires y nos va a aniquilar a todos. Puede que tú sigas aquí o puede que no” ('Joe', David Gordon Green)

El encuentro entre Joe (Nicolas Cage) y un joven (Tye Sheridan) que le pide trabajo hace que el protagonista de la excepcional película de David Gordon Green confirme su sensación de que todo va a explotar. Esa misma impresión es la que probablemente llevó a Michael Cimino a rodar Year of the Dragon, donde un personaje similar, interpretado por Mickey Rourke, siente la necesidad de poner orden en un mundo que parece estar volviéndose loco con el beneplácito de las autoridades.

Cada uno puede tener una idea distinta acerca de si son los pesimistas antihéroes de las obras de Gordon Green y Cimino los que actúan correctamente o si es mejor aceptar que la rueda seguirá girando. Aún y todo, ese juicio es lo menos importante. La imagen que transmiten ambas obras es la de sociedades fragmentadas que sólo conciben el progreso como un conjunto de ideas vagas, inconcretas y vacías. De esta forma, el cambio real nunca se produce y la poderosa maquinaria de los instintos se convierte en el único modo de diálogo posible. En resumen, nadie quiere cambiar una estructura si eso le va a obligar a cambiar a él.

Casi treinta años antes de que Krzysztof Kieslowski ganara el Oso de Plata en el Festival de Berlín con Blanco, segunda película de la trilogía Tres colores, el escritor peruano Mario Vargas Llosa publicaba su obra Los cachorros. Mediante un elemento común que reconocerán aquellos que conozcan las obras, los autores presentan las debilidades de dos naciones diferentes que tropiezan en piedras similares. Del mismo modo que el protagonista de Year of the Dragon, Cuéllar en Los cachorros reacciona con actitudes discriminatorias contra aquello por lo que se siente amenazado, mientras que Karol (Zbigniew Zamachowski en Blanco) opta por la venganza como solución. 

La soledad, presente en las cuatro obras citadas, tiene como conclusión la idea de que algo va a estallar. No hay héroes mágicos en ellas y, por eso, finalmente sí que estalla. ¿Cuántas cosas vemos estallar cada semana? Sin embargo, rara vez se produce un avance. En general, día a día vemos que las pequeñas acciones son ignoradas y sustituidas por grandilocuentes mentiras protagonizadas por héroes de cartón. Lo diferente se ignora, se margina, se expulsa, se reprime o se encierra, pero jamás se intenta comprender. Esto es en lo único en lo que todas las clases se han puesto de acuerdo.
Por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario