Wes Craven: Rabia y libertad


Wes Craven siempre será un referente para cualquier cineasta. Tanto para los que tengan especial interés por el cine fantástico como para los que no. Comenzó dirigiendo con rabia, con la sensación de que debía romper los rígidos límites que intentaban moldear su pensamiento. Inspirado por Bergman en sus inicios y admirador de Fellini y de las obras de Beckett, dirigió sus películas desde dentro, con las sensaciones que vivía en sus viajes y en su vida diaria. Supo reconocer sus propios miedos y de esta forma representó los de toda una sociedad. Desde “La última casa a la izquierda” hasta el cierre de la saga “Scream”, sus obras llevan un sello de libertad como creador. 


Sin duda, siempre recordaremos “Las colinas tienen ojos”, “Pesadilla en Elm Street” o la magistral “La serpiente y el arco iris”, pero también “Bendición mortal”, “The people under the stairs”, “Shocker”, “Vuelo nocturno”, “Cursed”, “Música desde el corazón”, “Almas condenadas”, su participación en “Paris, je t'aime” y muchas otras películas como productor donde dio oportunidad a fieles colaboradores y nuevos talentos del género. 
Por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario