El ser humano libre está mal visto por los liberales


El ser humano libre está bastante mal visto en el liberalismo contemporáneo. Algo que en un primer momento puede parecer contradictorio supone la base que sostiene todo nuestro sistema. Las actuales recetas económicas no tratan de generar sociedades libres, ni hombres y mujeres cuyo pensamiento trascienda de las gestiones superficiales para las que han sido programados, sólo desea construir una ilusión de libertad. De esta forma, han conseguido un mundo lleno de tópicos donde la cultura y la creatividad sólo son aceptadas si permanecen al servicio del entretenimiento, es decir, de la esclavitud de las mentes. 

En una realidad social como la descrita, algunos comprenden que la única manera de huir de esos limitados y mediocres parámetros es fingiendo no ser capaces de adherirse a ellos, como sucede en la obra dogma Los idiotas, de Lars von Trier. Son criaturas heridas que se niegan a vivir encadenadas y que encuentran en su teatrillo la única forma de sentirse dueñas de sus actos. Sin embargo, el sistema es poderoso y, por eso, incluso ellos caen en las trampas paternalistas de nuestro tiempo, recordemos la escena de la cámara de fotos, por ejemplo. Además, deben enfrentarse igualmente a esa hipocresía de la que creían haber huido en momentos como el de la venta de la casa o en el de la oferta para traspasar una frontera e instalarse en otro espacio. 

En su cruel desenlace, la protagonista del filme, incapaz de adherirse a los ritos del duelo, se enfrentará a ellos con la propia idiotez, intentado descubrir si en un mundo de cadáveres la forma de estar viva es ser considerada una idiota. Como en todas las obras de arte, no hay una única respuesta.
Miguel Suárez (@msuarezpamplona)
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario