Richard Stanley se reencuentra con el Doctor Moreau


Lost Soul: El viaje maldito de Richard Stanley a la isla del Dr. Moreau, de David Gregory, supone uno de los mejores documentales sobre cine de los últimos años. Se introduce en las garras de la industria y muestra sin tapujos lo difícil que es hacer cine cuando manda el mercado en vez de los creadores. La película se centra en el desastroso rodaje de La isla del Dr. Moreau que iba a ser llevada al cine por Richard Stanley, autor del guion cuyo trabajo y análisis de la obra de H.G. Welles fue malgastado y convertido en un producto de consumo tras su despido.

Además de Stanley, el documental tiene otro polémico protagonista, el fallecido Marlon Brando. El intérprete de El último tango en París asistió durante la producción del filme a uno de los momentos más dolorosos de su carrera, el suicidio de su hija, lo que provocó que su desafección hacia el sistema del cine y el mundo en general creciera. Tras ver el documental, me gusta pensar que Brando, desencantado de todo, puede que vea en Stanley la posibilidad de un nuevo rumbo y de un ser libre.


La isla del Dr. Moreau, finalmente dirigida por John Frankenheimer, se torna en una pesadilla que no deja de generar gastos y que se concluye con el único objetivo de no perder todo el dinero. A su vez causa una serie de víctimas, desde el propio Richard Stanley hasta actores y otros trabajadores que ven cómo se les vapulea mientras se cuida a la estrella del momento, Val Kilmer, y cómo la obra va degradándose hasta perder su razón de ser.
Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario