Las 45 mejores películas de 2015, según DLC


Un año más, desde Diario La Cámara presentamos una lista de las películas que han destacado especialmente en este 2015. Todas ellas se han estrenado en cines, festivales, plataformas de vídeo bajo demanda o formato doméstico. El cine nos ha ofrecido algunos de los análisis humanos, sociales y políticos más acertados de este año. Gracias al arte seguimos teniendo la posibilidad de desarrollar dudas complejas que nos conduzcan a profundizar en nosotros mismos y en los sistemas en los que vivimos. 

Las 45 mejores películas de 2015

1- Qué difícil es ser un dios (Aleksei German): La obra póstuma de Aleksei German cierra la filmografía de un excelente realizador, así como un profundo estudio acerca del comportamiento humano a través de sus necesidades primarias, sus vicios y su frustrada posibilidad de progresar. Qué difícil es ser un dios, planteada prácticamente durante toda una vida, no ha tenido por desgracia la distribución que se merece, ni el público que requiere un examen tan acertado del ser humano, pero es, sin duda, la mejor película estrenada este año.

2- 45 años (Andrew Haigh): En segundo lugar colocamos la nueva película de Andrew Haigh, director de Weekend. Su honesta mirada al paso del tiempo, al amor, los celos o la vejez presenta las preguntas claves del ser humano y nos ofrece algunas de las escenas más maravillosas de los últimos años gracias a Charlotte Rampling y Tom Courtenay.

3- Regreso a Ítaca (Laurent Cantet): Regreso a Ítaca muestra el retorno al hogar y la búsqueda de la patria, las amistades, en un viaje tan doloroso como fascinante.

4- Francofonia (Alexander Sokurov): Francofonia, del maestro Alexander Sokurov, invita a no olvidar y a no creer que todo está descubierto. El arte no se agota, el material sí.

5- Reality (Quentin Dupieux)Reality, de Quentin Dupieux, es un ejercicio cinematográfico arriesgado, vivo y, en definitiva, absolutamente mágico.

6- Pasolini (Abel Ferrara): Una obra de amor al mejor director del mundo. Ferrara y Dafoe nos conducen por Roma en la última noche de un genio eterno, cuyo pensamiento se echa cada día más en falta.

7- Babadook (Jennifer Kent): Kent nos cuenta la lucha de una madre y su hijo contra una criatura que aparece en su casa, pero también relata la soledad que sienten dentro de una mundo que les rechaza por ser diferentes.

8- The guest (Adam Wingard)The guest da un paso más allá del homenaje y del mejor cine de género. Es una obra maestra de un gran autor, Adam Wingard.

9- Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia (Roy Andersson): Cine con mayúsculas, sin héroes contaminados por la industria, libre de estereotipos y profundamente real.

10- Uno tras otro (Hans Petter Moland): Tuvimos que esperar mucho para poder verla, pero mereció la pena. Uno tras otro es una comedia que juega con el absurdo de la violencia para denunciar un sistema dominado por la venganza.

11- Nightcrawler (Dan Gilroy): Jake Gyllenhaal aprovecha un excelente guion de Dan Gilroy y juntos crean una obra crítica con ese sensacionalismo que ya ha inundado todo.

12- Mis hijos (Eran Riklis): En el cine de Eran Riklis pervive un gesto amable e incluso cómico que no resta dureza a la realidad. Su objetivo, como se puede ver en su última y alabada película, es caminar desde el conflicto político hasta la raíz del ser humano, donde todas las escusas de la guerra pierden sentido (si es que alguna vez lo tuvieron).

13- Blind (Eskil Vogt): El marido de Liv Ullmann en Sonata de Otoño, de Ingmar Bergman, observaba a su mujer sin que ella lo supiera, imaginando lo que le gustaría decirle. En Blind, de Eskil Vogt, la protagonista desea ser observada por su marido en silencio, experimenta incluso la excitación que ese hecho le provocaría. El marido de Ullmann nunca confesó lo que sentía y es posible que el de la protagonista de Blind nunca observe a su esposa en silencio. 

14- Langosta (Yorgos Lanthimos): El control de las emociones, legislar sobre lo que siente el ser humano, convierte a la fascinante Langosta, de Yorgos Lanthimos (Kinetta, Canino, Alps), en un absurdo tan real que da miedo.

15- El año más violento (J.C. Chandor): J.C. Chandor une a Oscar Isaac, Jessica Chastain y Albert Brooks en una dura reflexión acerca de la honradez y la avaricia.

16- Maps to the stars (David Cronenberg)Maps to the stars, de David Cronenberg, parte de una crítica mirada al Hollywood actual para continuar por caminos cada vez más dolorosos, en los que encontramos un sistema que degrada tanto a las estrellas como a sus seguidores. 

17- She's lost control (Anja Marquardt): She's lost control es un viaje a lo más oscuro de uno mismo dentro de una sociedad cada vez más oscura. Imprescindible.

18- National gallery (Frederick Wiseman): El documental de Frederick Wiseman (La danza) deambula en este caso por un gran museo, observa conversaciones y rutinas, a la vez que compone algunas de las escenas más bellas de este año.

19- Leviathan (Andrei Zvyagintsev): La historia de Kolya es la visión de una estructura estatal agresiva y dominada por mangantes, pero también la de otras estructuras más pequeñas igualmente degeneradas y que dependen de cada uno de nosotros.

20- Whiplash (Damien Chazelle): Damien Chazelle podría haber optado por una fábula moralizadora sobre el éxito, pero prefiere dejar a sus personajes libres y crear una película magistral.

21- Foxcatcher (Bennett Miller): Además de las interpretaciones de todo el elenco, en Foxcatcher  destaca el modo en el que Miller nos introduce en la mente de un psicópata y no nos deja salir.

22- Macbeth (Justin Kurzel): La nueva adaptación de la obra de William Shakespeare deslumbra con una estética estremecedora a la vez que profundiza en las entrañas del poder. Michael Fassbender y Marion Cotillard se posicionan entre los mejores intérpretes del año.

23- El rey de la Habana (Agustí Villaronga): Un trabajo comprometido con la realidad. Villaronga huye de tópicos y crea una película perfecta.

24- El clan (Pablo Trapero): Ganadora del León de Plata al Mejor Director en el Festival de Venecia, la obra de Trapero obliga a la sociedad a no mirar hacia otro lado cuando suceden a su alrededor las mayores atrocidades.

25- Frío en julio (Jim Mickle): Traicionados y asqueados, tres hombres optan por buscar ellos mismos la verdad. Una dirección excepcional de Jim Mickle lleva al límite a Michael C. Hall, Sam Shepard y Don Johnson. 

26- Fuerza Mayor (Ruben Östlund): Giraldillo de Oro a la mejor película y premio del jurado en Un Certain Regard del Festival de Cannes, Fuerza mayor, de Ruben Östlund, construye un gran espejo donde reflejar los miedos primarios en nuestra época.

27- Papusza (Joanna Kos-Krauze y Krzysztof Krauze): Papusza recoge todo lo que en el fondo es la creación artística, sus obstáculos y sus consecuencias. La mirada de Joanna Kos-Krauze y Krzysztof Krauze a la vida de Bronislawa Wajs es un poema acerca del ser humano, de la incomprensión, la intolerancia y, en definitiva, de cómo sólo mediante el arte somos capaces de conocer el mundo. 

28- Una nueva amiga (François Ozon): En el tortuoso camino del autodescubrimiento, Ozon no juzga, sólo observa y realza la belleza de conocer nuestro verdadero yo. Además de desterrar estereotipos y discursos panfletarios.

29- Gett: El divorcio de Viviane Amsalem (Ronit Elkabetz y Shlomi Elkabetz): Una mirada al fanatismo convertido en sistema. Un desenlace magistral. 

30- Puro vicio (Paul Thomas Anderson): Puro vicio es un paranoico y honesto reflejo del fin de los esperanzadores movimientos de finales de los 60. Una especie de continuación en el discurso planteado por Pier Paolo Pasolini en Teorema, que a pesar de ser estrenada en el 68 concluye consciente de que no sólo el cambio social no se producirá sino que el virus del consumismo se extenderá todavía más.

31- White god (Kornél Mundruczó): Kornél Mundruczó construye una metáfora política de su país y un aviso para todos los que caminan en esa misma dirección. 

32- Mandarinas (Zaza Urushadze): Mandarinas es un grito desesperado. Un análisis de los enfrentamientos humanos y la presencia de la violencia en nuestros actos.

33- Birdman (Alejandro González Iñárritu): La ganadora de los Oscar de este año es el plano secuencia más doloroso para todos aquellos buenos actores que se dejan seducir por la banalidad del superhéroe.

34- The voices (Marjane Satrapi): ¿Un psicópata feliz o un ser mediocre infeliz? A esta pregunta responden Marjane Satrapi (Persépolis) y Ryan Reynolds en una de las comedias más interesantes de este año.

35- 52 martes (Sophie Hyde): Una invitación a buscar quiénes somos mediante el sexo como algo vivo y no como una imposición social.

36- 71' (Yann Demange): Jack O'Connell, en uno de los mejores papeles de su carrera, se enfrenta a la violencia seca, tal y como es, en un mundo sin héroes y donde la autoridad se vende al mejor postor.

37- Cautivos (Atom Egoyan): Atom Egoyan presenta la lucha de un padre por encontrar a su hija secuestrada y estudia cómo la culpa, el miedo y la injusticia hacen su aparición en este escenario

38- The Town that Dreaded Sundown (Alfonso Gomez-Rejon): Nueva versión del clásico de terror y un gran homenaje al cine.

39- Nightingale (Elliott Lester): Un duro recorrido por una mente atrofiada de la mano de un único y excepcional actor: David Oyelowo. 

39- Sin ley (John Hillcoat): La corrupción política llevada al extremo, donde la propia sociedad debe defenderse. Un filme memorable que no se deja manipular por los tópicos y ofrece una mirada absolutamente personal.

40- Ex Machina (Alex Garland): Cuatro personajes en una bella cárcel de cristal. La película muestra los límites de la ciencia y del ser humano, y los lleva a un desenlace único.

41- Negociador (Borja Cobeaga): Gran película de Cobeaga. Negociador constituye una descripción triste, gris, absurda y honesta del horror de la violencia.

42- Horns (Alexandre Aja): De nuevo una película que llega tarde. Alexandre Aja nos dejó este año una de las comedias negras más agresivas de los últimos tiempos. Un agradable puñetazo a la hipocresía.

43- Lejos del mundanal ruido (Thomas Vinterberg): Vinterberg no se esconde tras la fuerte estructura de la obra e impregna los planos con imágenes propias, desgarradoras y radicales, que convierten una adaptación literaria en una versión original donde todos los responsables del filme se reivindican como creadores.

44- El capital humano (Paolo Virzì): Una disección de la sociedad italiana que acaba describiendo a la perfección la crisis europea y la variedad de culpables que esta ha tenido.

45- Krampus - Maldita Navidad (Michael Dougherty): Por último, destacar una película pequeña que ha pasado un poco desapercibida, pero que recupera algo muy importante: el cine fantástico y de terror navideño. Un subgénero imprescindible para luchar con ironía contra el consumismo masivo de esta fechas.

Y no nos olvidamos de... El regreso de Joe Dante con Burying the Ex.

¿Cuáles fueron las mejores películas de otros años? El año pasado, Adiós al lenguaje, de Jean-Luc Godard, encabezó la lista. En 2013, La gran belleza, de Paolo Sorrentino, fue la película más destacada del año mientras que, en 2012, se reconoció Fausto, de Alexander Sokurov.
Por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario