Tarantino: arte por encima de todo


Es cierto que parte de las nuevas tecnologías están ayudando y ofreciendo oportunidades a la creación artística, pero no podemos olvidar que también suponen una gran amenaza. La imposición de los supuestos avances tecnológicos está obligando a calificar como obsoletas muchas herramientas creativas que todavía permiten nuevas formas de experimentación, a lo que hay que sumar el grave problema de la piratería, que parece que nadie quiere solucionar. Asimismo, estas nuevas tecnologías, habitualmente dominadas por el mercado, también han provocado una banalización de todo lo artístico y lo han condenado al mero entretenimiento.

En este contexto, Quentin Tarantino ofrece un ejemplo esperanzador para el futuro del cine. En primer lugar, porque su guion fue víctima de la piratería, de la misma forma que lo son sus películas, pero finalmente la obra salió adelante. Además, su filme se estrena en un momento donde la rentabilidad económica parece el único objetivo y, por lo tanto, seguir defendiendo la experimentación técnica y narrativa acaba siendo algo suicida. Pero él nunca decepciona, no hace cine para fans, ni para estudios, ni para el gran mercado. Hace cine para el cine, para el arte. 


Lo odiosos ocho es una de las mejores películas estadounidenses de los últimos años y, probablemente, la obra más valiente que podemos encontrar en las diferentes galas de premios que tienen lugar hasta el próximo día 28 de febrero, cuando se ponga punto final con la ceremonia de los Oscar 2016. Tarantino construye el particular purgatorio de un grupo de tipos tan monstruosos como interesantes. No hay un solo personaje de relleno, todos tienen algo que decir en esta batalla en torno al odio. Mediante diálogos y miradas se entremezclan géneros, rencillas pasadas y presentes, y símbolos eternos del ser humano como animal violento y cargado de rencor. 

La música de Ennio Morricone y la fotografía de Robert Richardson construyen una atmósfera inquietante y claustrofóbica, donde la supervivencia a un fenómeno meteorológico pasa a un segundo plano cuando un ser humano debe confiar en otros como él.
Por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario