Lucky McKee: la ironía del terror


Son muchos los directores independientes que hoy están logrando que el cine de género tenga un presente dorado, donde podemos encontrar tanto excelentes homenajes ochenteros como nuevas propuestas arriesgadas que diseccionan nuestra sociedad a la perfección. A caballo entre ambos grupos se encuentran los magistrales trabajos de Lucky McKee, responsable de títulos como The Woman o Tales of Halloween (fragmento Ding Dong). Hoy nos centramos en él para valorar una de sus últimas películas: All Cheerleaders Die, remake dirigido junto a Chris Sivertson de su propia obra rodada en vídeo en 2001.

All Cheerleaders Die es una comedia irónica, crítica e inconformista que una vez más dispara inteligentes dardos contra los tópicos capitalistas, que en el cine de McKee son devorados (en ocasiones literalmente) por ellos mismo. El cineasta muestra clichés a los que el consumismo les ha otorgado una injusta superioridad. Las continuas agresiones que estos perpetran acaban provocando el nacimiento de una fuerza instintiva sobrenatural en sus víctimas, que desemboca en un mordaz (y sangriento) desenlace. 


El filme supone un trabajo estético encomiable. Además, cuenta con personajes libres que avanzan de forma fluida, natural, en una sátira que aúna un guion ingenioso y un excelente reparto. A pesar de ser un género minusvalorado actualmente, McKee demuestra que el cine de terror es uno de los mejores caminos para reflejar los grandes vicios de esas sociedades que llamamos desarrolladas.
por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario