El diario de rodaje de "Las mil y una noches"


Tras su paso por festivales como Cannes o Sevilla, llega a los cines la primera de las tres partes que componen Las mil y una noches, dirigida por Miguel Gomes. De la mano de Golem, te contamos en Diario La Cámara el diario de rodaje de uno de los eventos cinematográficos del año.

9  de septiembre
Gran revuelo en las oficinas de Las mil y una noches. Los productores se apostan cerca de la ventana para saber cuándo llega el resto del equipo y también para escapar fácilmente si las cosas se tuercen. Al fondo de la sala, un grupo de periodistas se ha refugiado contra la pared porque se sienten como alienígenas. Detrás de un tabique de lo más fino se ha reunido el Comité Central que presido. Hemos cerrado con llave y miramos por el ojo de la cerradura. ¿Qué hacen los otros ahí fuera? Teóricamente, la cadena de montaje debe funcionar tal como sigue: los periodistas presentan temas al Comité Central según lo que está pasando en el país en ese momento; el Comité Central selecciona mediante votación las propuestas de los periodistas; una vez informados de la decisión del Comité Central, los periodistas negocian el trabajo de campo con el equipo de producción (es decir, piden dinero); el Comité recaba más información según la investigación de los periodistas y a partir de ahí construye una historia de ficción (con o sin guion) que servirá de base para la historia contada por Sherezade; el equipo de producción, que ya está de los nervios, dispone de poquísimo tiempo para contratar a actores, organizar ensayos, encontrar decorados y un equipo técnico para filmar la historia. Así es como debería funcionar la oficina durante doce meses. Y hoy es el primer día.

11 de septiembre
Resende es un pueblo de 2.000 habitantes a orillas del río Duero, pero también parece el epicentro del mundo. Ayer nos enteramos de que un gallo fue juzgado por cantar al amanecer y despertar a sus dueños. Hoy nos hemos enterado de que un chico prendió fuego al bosque del municipio, del que se quemó la mitad, porque su novia le dejó por un bombero. Las dos cosas tuvieron lugar en Resende. ¿Qué hará Sherezade con esto? Cada vez que nos hacemos esta pregunta, sabemos que ha sonado el pistoletazo de salida. Adiós, querida oficina, nos has acogido durante dos días. No hay un momento que perder, las elecciones municipales serán dentro de tres semanas y tenemos que empezar a rodar antes.

21 de noviembre
Intento ponerme en la piel de Sayombhu Mukdeeprom, el director de fotografía tailandés que ha aceptado trasladarse a Lisboa durante un año para filmar la película. Le dijimos que disponíamos de una cámara de 16 mm y de un juego de objetivos anamórficos para doce meses, pero que no teníamos ni la menor idea de lo que íbamos a rodar. Por muy incomprensible que me parezca, aceptó y está con nosotros. Es su primer día y estamos todos delante del Parlamento, rodeados por miles de policías manifestándose contra una decisión gubernamental. Los manifestantes consiguen romper el cordón formado por sus compañeros y suben por la escalinata que lleva a la entrada. Ninguna manifestación lo había conseguido. Las imágenes que filmamos parecen las de una revolución, pero no lo son. Sayombhu sonríe, divertido.

25 de noviembre
Pero ¿qué (****) hacemos aquí? Tengo la sensación de haberme transformado en Ed Wood. Por la mañana ensayamos con 73 actores, nada menos, y les damos un consolador a cada uno (la semana que viene rodaremos Los hombres empalmados). Mientras como, miro fotos de camellos. Por la tarde, veo vídeos de testimonios de parados de Aveiro para que formen parte de la película (¿El baño de los magníficos?): me quedo exhausto. El equipo de producción está muy nervioso por los hoteles en Nochevieja, quieren reservar y necesitan más detalles. Yo también, pero no tengo guion. Un consejo para cualquier realizador con problemas: encargar la construcción de una ballena, se gana mucho tiempo. Creo que retrasaré una semana el rodaje de Los hombres empalmados porque los trabajadores de los astilleros de Viana do Castelo a los que van a despedir se manifestarán. Quiero ir a Viana do Castelo. Las escenas que rodé en el naranjal con los pájaros me apaciguan un poco viendo el copión más tarde: dos hombres alucinantes robando naranjas, una bicicleta, el viento moviendo las hojas, una grabación del canto de los pájaros con el teléfono móvil... Tengo la sensación de que es lo más cerca que he estado del espíritu de Las mil y una noches. Voy a seguirlos para el concurso de pinzones.

30 de noviembre
Acaban de decirme que debemos buscar otro laboratorio: ha quebrado. En la anterior película, el laboratorio con el que trabajamos también quebró.

7 de diciembre
Salí corriendo por las calles de Viana do Castelo, perseguido por el equipo técnico. ¡Rodar esta película es la idea más estúpida que jamás he tenido! ¿Cómo realizaré una película de intervención social si quiero contar historias maravillosas? ¿Y cómo voy a rodar fábulas atemporales si permanezco atado al presente? Estoy en el ojo del huracán y en un callejón sin salida...

1 de enero
Llovió antes y después, pero no durante. Los trabajadores de los astilleros se manifestaron y entraron en el mar. Rodamos con dos cámaras, en medio del caos y de las olas. Me sentí feliz. ¡Adiós, 2013!

7 de enero
Llevamos meses buscando un lugar donde reconstruir la historia del suicidio de la pareja de Santo António. El edificio de pisos donde ocurrió es magnífico, pero sería totalmente obsceno rodar allí. Y morboso. Decido dar una vuelta en coche en busca de localizaciones. Me atrae la forma de tres torres en la distancia. Nos acercamos. ¡No puede ser! Una de ellas es la torre de los suicidas. ¿Y ahora qué?

25 de febrero
Debemos decirle algo a Thomas Ordonneau, el productor francés que debe organizar el rodaje de un episodio con Sherezade en Marsella. Una forma de saber qué ofrece Marsella es entrar en Google Earth. Mar e islas. Será lo que sea. Sherezade se hace con un hogar (un castillo, de hecho), el Château d’If. Pero ¿qué hará allí? No tengo ni la menor idea. Rodaremos en Marsella después de todo esto, más o menos en septiembre. Nadie me pregunta por qué quiero reconstruir Bagdad en una isla mediterránea. Pero dice algo de la asombrosa ignorancia geográfica que se propaga por el mundo.

3 de mayo
¡Ha llegado el gran día! Todos los pajareros a los que llevamos meses siguiendo participarán en el concurso. Estoy tan nervioso como ellos. El concurso se celebra en campo abierto no lejos del aeropuerto de Lisboa. ¡Genial! Alrededor de la zona donde tienen lugar las treinta confrontaciones solo se oye el ruido de los aviones y el canto de los pinzones. Los pajareros beben cerveza en el silencio más absoluto, apoyados contra los andamios. Jamás había filmado algo tan impresionante hasta ahora.

29 de junio
Conducen al asesino Simão “El sin tripa” hacia la comisaría en un todoterreno de la policía. En realidad, se trata de Chico Chapas, nuestro pajarero favorito. Ahí está, en el vehículo, tan relajado como si llevara toda la vida actuando. Pero he olvidado decirle que al salir de la curva, un grupo de personas estará esperándole para abuchearle o aplaudirle. Por primera vez se siente incómodo: “¡Joder! ¡Pero si creen que de verdad soy el asesino!”

10 de julio
Después de volver a ver MÉLO, de Alain Resnais, hablo con Sayombhu para decirle que la historia de la jueza debe transcurrir durante la noche de las tres lunas (dos de las cuales son añadidas). Dado que queremos rodar en un anfiteatro al aire libre, visible en las fotos realizadas por la NASA, tengo la impresión de que nos vamos a pasar - y mucho - de presupuesto. Bueno, todo llega a su fin...

13 de julio
Sigue sin salir humo de la chimenea de la casa de Marsella. El guion del episodio final con Sherezade sigue siendo una página en blanco. Volvemos a escuchar el disco de Novos Baianos F.C. por enésima vez, estamos Mariana Vasco, Maureen y yo. Preparo unos martinis.

18 de noviembre
Mientras veo el montaje de 2 horas y 40 minutos de la película de los pinzones, empiezo a comprender qué serán Las mil y una noches. Llamo al productor para darle la noticia.

    -Urbano.
    -Dime.
    -¿Qué prefieres primero, las buenas o las malas noticias?
    -Las buenas.
    -Van a ser tres películas.
    -¿Y las malas?
    -Serán tres películas.
    -(****).
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario