Era tan perfecto que debía morir para ser eterno


Mia escribe e interpreta, pero no consigue alcanzar su objetivo de ser actriz. Sebastian cree en el poder jazz por encima de todo, pero debe trabajar tocando melodías populares que acepte el público. Se conocen, se enamoran y, por primera vez, parece que sus sueños están más cerca, que su lucha de cada día tiene algún sentido. La La Land nos cuenta la historia de nuestros fracasos y éxitos, habla de que somos seres limitados y de que a veces nos alejamos de lo único sincero que habita en nosotros.

Al final, lo que amamos y perdemos se queda en una representación, en una pantalla de cine, y pensamos qué hubiese pasado al tomar otro camino. El arte acoge aquello que dejamos morir. Era tan perfecto que solo podía vivir en ese espacio elevado, eterno y bello que nos ofrece la contemplación artística. Allí sobrevivirá La La Land y se perpetuará en el tiempo como una de las obras de arte más maravillosas que ha sido capaz de crear el ser humano. 
por Miguel Suárez
Share on Google Plus

About Diario La Camara

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario